Cómo seleccionar el establecimiento perfecto

Cinco claves para elegir un local para tu negocio

Abrir un negocio es un proceso complicado en sí mismo, los trámites, las gestiones, los permisos suponen un importante reto para los autónomos, sobre todo, para aquellos que pretenden gestionar un pequeño negocio.

Cinco claves para elegir un local para tu negocioCinco claves para elegir un local para tu negocio
  • linkedin
  • google+

Pero, entre todos los aspectos que un emprendedor debe cuidar, está el momento en el que hay que elegir un local para el negocio, o lo que es lo mismo, una ubicación concreta para la empresa.

Y no es que la ubicación defina el negocio, pero sí que influirá en gran medida en muchos aspectos, como el tipo de clientes, las posibilidades de visibilidad, los servicios y suministros y la calidad de los mismos.

Hay varios puntos que se deben de tener en cuenta a la hora de elegir el local desde el que prestar servicio a los clientes, pero ¿Cuáles son los más importantes?

Cómo elegir local para tu negocio

Antes de comenzar la búsqueda, hay que tener en cuenta que el local forma parte de la imagen de la empresa: es el lugar al que accederán los clientes, el primero contracto que tendrán con el negocio y, en muchos casos, de la primera visita dependerá la fidelización del comprador.

Es imposible no tener en mente la idea de un negocio limpio y cuidado, con una decoración agradable y en el que el cliente tenga una rápida visión de qué es lo que puede comprar en la tienda. Sin embargo, también hay otros aspectos que conformarán la imagen empresarial y que no están directamente relacionados y tan estrechamente relacionados con cuestiones que el empresario puede modificar.

1. La ubicación

Todos los expertos coinciden en que la ubicación determina el éxito de la empresa. El ideal es una calle de tránsito peatonal, con mucho flujo a cualquier hora del día y con aparcamientos cerca.

Pero, encontrar algo así no siempre es fácil y, aun cuando haya locales disponibles, el precio de su alquiler no siempre se ajusta al volumen de negocio de la empresa.

2. ¿En el centro o en las afueras?

En el centro siempre hay más movimiento y más tráfico y, por lo tanto, el volumen de trabajo puede ser mayor, sin embargo, ubicar cierto tipo de negocios en una zona periférica o en un barrio residencial puede ser muy rentable.

Saber qué demandarán los clientes, y hacer una previsión de horarios de mayor demanda, así como de las posibilidades de tener en negocio en una u otra zona, ayudará a elegir la ubicación más adecuada.

Por ejemplo, para un negocio de reparación de calzados, una ubicación en una zona residencial puede ser ideal, ya que tendrá clientes fijos de forma continua. Lo normal es que el cliente se dirija al que tenga más cerca de casa o a aquel con el que ya tenga una cierta confianza. Sin embargo, para una tienda de souvenirs, una ubicación central ayudará a que los turistas y posibles clientes encuentren el negocio fácilmente.

3. La competencia

La competencia puede ser un obstáculo, o no todo lo contrario. Si, parece que al tener competencia cerca hay que “robar clientes”, o bien nosotros quitamos clientes a otros negocios del mismo sector, o se produce la situación inversa.

Y no es una mentira decir que muchos negocios se han visto obligados a echar el cierre cuando una empresa de la competencia ha abierto sus puertas cerca, o por el contrario, un negocio nuevo ha durado muy poco tiempo en funcionamiento ante la presencia de un competidor muy fuerte.

Por ejemplo, podría ser el caso de los negocios de perfumería y maquillaje. Un competidor con un espacio amplio, una buena gama de productos y unos precios competitivos podría resultar nefasto para una empresa más pequeña, con una gama reducida y, sin embargo, precios más elevados.

Pero, no siempre competir es negativo, y a veces estar en una zona con una tienda que tiene un producto similar al propio puede ser más un reclamo que una desventaja.

Las compras basadas en ideas concretas o para ocasiones muy especiales son un buen ejemplo de este tipo de negocios. Más claro: para una tienda de vestidos de novias y madrinas, estar en las proximidades de negocios del sector es un reclamo, ya que las clientas visitan varias tiendas antes de hacer su compra, que la competencia esté cerca aumenta las visita y, lo más seguro es que influya también en las ventas.

4. El local

¿Existe el local perfecto? Un negocio, cualquiera, tienen ciertas necesidades intrínsecas en la actividad: la necesidad de uno o varios ambientes, el almacén, los aseos, el escaparate etcétera.

Es complicado encontrar un local “listo para comenzar”. Las reformas requieren de tiempo (tiempo que se resta de la actividad comercial y que, si se extiende, puede convertirse en un gasto).

El ideal es centrarse en un tipo de locales que cumplan los requisitos mínimos para el tipo de negocio: número de espacios, zonas de almacenaje, aseos y demás.

En el caso de que se tengan que hacer reformas, hay que asegurarse de que el contrato incluya la posibilidad de incluir todos los cambios requeridos para el tipo de actividad. Es más, en el caso de negocios en bloques de vivienda y pertenecientes a comunidades de vecinos, antes de tomar la decisión es esencial conocer las normas en materias de salidas de humo, ventilación y uso de espacios comunales, entre otros aspectos.

5. Los servicios

Un apartado especial merecen los servicios y suministros del local: la ubicación perfecta, un local con una buena distribución y acorde a las necesidades y que, con unas reformas estará listo para comenzar a funcionar.

Pero, en el momento de empezar a trabajar: el suministro de electricidad en la zona no es suficiente, o existen problemas con el agua o, aun más frecuente, las necesidades de red de Internet o de cobertura móvil no son las ideales.

El éxito del negocio puede depender de los suministros y, aunque, en un principio no se considere esencial o no se pregunte por ello, podrían ser determinantes.

Se podría pensar, por ejemplo, en una clínica dental. La mayor parte de las citas se realizan por teléfono o por un formulario online, si la conexión telefónica o de Internet no es veloz, ello favorecería la desorganización y que los pacientes perdieran la paciencia, en definitiva, buscaran otras alternativas para confiar su salud dental.

Elegir el local adecuado

El local adecuado para tu negocio existe, solo hay que hacer un pequeño trabajo de investigación para elegir la mejor zona y algo de trabajo de campo para comparar las posibilidades y la potencialidad del tipo de locales que se ajustan a las necesidades de la empresa.

Informarse de las condiciones para la reforma del local y leer con atención en contrato antes de firmarlo son consejos básicos para encontrar el espacio adecuado para comenzar la actividad empresarial.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.