China y las inversiones en el mundo del fútbol

La Superliga china ha gastado 360 millones en fichajes. Analizamos esta inversión en el fútbol profesional.

China y las inversiones en el mundo del fútbolChina y las inversiones en el mundo del fútbol
  • linkedin
  • google+

En el mundo del fútbol la vieja Europa sigue siendo la que marca el paso. Las mejores ligas y la competición más prestigiosa de clubes, la Champions League. Todos los mejores jugadores del mundo gustan de pasar los mejores años en los grandes clubes europeos. Esto en la actualidad sigue siendo así, aunque lentamente parece que nuevas ligas interesantes desde el punto de vista económico comienzan a nacer.

Este es el caso de la Superliga china, la cual quiere dejar de ser espectador de lo que pasa en las ligas europeas como la inglesa, española o italiana. El objetivo es ser una de esas ligas interesantes y poder disfrutar de grandes futbolistas en buena forma. No se conforman con ser retiro dorado de futbolistas y el dinero, como siempre es el mejor arma para convencerles.

La Superliga china tiene doce años y ha crecido de manera exponencial, las cifras empiezan a ser mareantes y empiezan a dejar como pequeñas las cifras en las que se movía la liga más potente europea en términos económicos, la inglesa. Nombres como Lavezzi, Alex Teixeira, Ramires, Gervinho o Jackson Martinez han decidido probar suerte en China.

Si analizamos todo esto con números nos damos cuenta que si la Premier fue donde más se gastó en Europa con 254 millones de euros, la Liga española invirtió 27, la Superliga China está cerca de los 400 millones de euros invertidos. Impresionantes números con los que se pueden hacer muchas cosas y animar a grandes futbolistas a viajar hasta el gigante asiático.

Apuesta fuerte por el fútbol

Esta explosión por el fútbol en un país que no tenía tradición podemos buscarla en la apuesta del gobierno. Hace pocos años China apostó por potenciar los deportes olímpicos von vistas a los Juegos de Pekin y logró pelear con USA por la supremacía deportiva mundial.

El nuevo presidente Xi Jimping ha incrementado el interés y el fútbol es una cuestión de estado. Se han elaborado proyectos educativos para que el deporte rey se practique en las escuelas, esto hace que vaya creciendo la cantera de futbolistas chinos que den algo más de calidad a los equipos de la Superliga. Todo esto además supondrá un mejor nivel de la selección nacional. Además de esto, existen numerosos entrenadores extranjeros que están trabajando en las escuelas de fútbol base, donde enseñan sus tácticas y métodos de entrenamiento que ponían en práctica en las mejores canteras del viejo continente.

Las normas se han realizado con cabeza fría, se protege al jugador nacional, ya que las normas en la Superliga prohíben que los extranjeros monopolicen las alienaciones. Cada club solo puede incorporar 4 plazas de jugadores extracomunitarios y una más para un jugador del continente asiático. Los porteros solo pueden tener nacionalidad china. Caso distinto de los entrenadores, donde no hay restricciones de nacionalidad.

Los clubes controlados por grandes empresas

Esto influye decisivamente en la capacidad que cada club tiene para invertir dinero en su club de fútbol. Los cubes de fútbol chinos les controlan gigantes del mercado tecnológico, inmobiliario o del consumo doméstico. A todo esto, hay que sumar la inyección de 1.150 millones de euros por el contrato televisivo de 1150 millones de euros.

En la actualidad el dominador es el Guangzhou Evergrande, que ha ganado 5 años seguidos la liga y dos Champions asiáticas. Su dueño es Evergande, la multinacional de la construcción, que recientemente se ha unido a Taobao, el Ebay chino. Fueron noticia por fichar hace poco a Jackson Martínez del Atlético de Madrid por 42 millones de euros.

Otro club que ha asustado por sus grandes inversiones es el Jiangsu Suning, cuyo propietario es una empresa de electrodomésticos que da nombre al propio club. Estos han pagado al Shakthar Donetsk 50 millones de euros por Alex Teixeira, además de hacerse con Ramires del Chelsea por 28 millones. Cifras mareantes y que prometen ser el principio ¿peligrará la supremacía de las grandes ligas europeas?

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.