Echa el cierre por “razones empresariales”

CEOE Internacional no consigue sobrevivir ante su mala situación económica

La sociedad creada por la patronal, CEOE Internacional, para consolidar y acentuar la respuesta del tejido empresarial a la salida de la crisis a través del sector del comercio exterior, echa el cierre tras no haber podido superar sus malos resultados económicos, después de dos años desde su fundación.

CEOE Internacional no consigue sobrevivir ante su mala situación económicaImagen: Europa Press
  • linkedin
  • google+


Por “razones empresariales”. Son los motivos que han manifestado desde la patronal ante Europa Press para justificar el fin de las actividades de la sociedad, cuyo máximo responsable era Jesús Banegas, presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales.



Funciones de la extinta sociedad



Entre los cometidos que se le asignaron a la sociedad clausurada destacaban:



1-Trasladar y fomentar entre las empresas las posibilidades existentes para vender fuera de España.



2-Crear plataformas de apoyo permanente a la acción exterior empresarial.



3-Mostrar el camino al exterior de las pymes.



Resultados no esperados



En un principio, CEOE Internacional fue creada como sociedad anónima, pero cuando las pérdidas colocaron su patrimonio neto por debajo de la mitad del capital social, lo que la situaba a las puertas de la liquidación, decidieron desde la patronal constituirla como sociedad limitada, al requerir de menor capital social.



Estos pasos no fueron suficientes para obtener buenos resultados, sobrevivir y evitar su cierre, comentan.    



Dado el continuo deterioro de las cuentas de la sociedad, el equipo de Banegas fue cesado en abril de 2014, tomando el mando el Consejo de Administración de la CEOE, formado entre otros por Jesús Terciado, presidente de Cepyme, Jesús Morte, presidente del Control Presupuestario y Financiero, y José María Lacasa, secretario general de la organización empresarial.



El presidente de CEOE Internacional, Jesús Banegas, señaló cuando se creó la sociedad que "es necesario redoblar esfuerzos hacia el exterior con el convencimiento de que podemos y debemos crecer hacia afuera. De hecho, ya lo estamos haciendo-las exportaciones están teniendo muy buen comportamiento en la crisis- y disponemos de una gran capacidad potencial para alcanzar logros mayores".