Arturo Fernández pide impulsar el empleo y la economía con esta modificación

CEIM reclama que la reforma fiscal mejore la competitividad

El presidente de CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, Arturo Fernández, ha asegurado que la reforma fiscal debe orientarse a mejorar la competitividad de las empresas para impulsar la economía y el empleo.

CEIM reclama que la reforma fiscal mejore la competitividadCEIM reclama que la reforma fiscal mejore la competitividad
  • linkedin
  • google+

Así lo ha manifestado durante su intervención en la Asamblea General de AEDHE, en la que ha instado al Gobierno a que avance en el proceso reformista, no solamente profundizando en las reformas ya iniciadas, como la laboral, sino abordando otras que son necesarias.

En este punto, se ha referido a la fiscal que en las próximas semanas se conocerá, y que, para el presidente de los Empresarios de Madrid "debe estar orientada a mejorar la competitividad de las empresas, así como a dinamizar la actividad económica y la creación de empleo".

Para ello, Arturo Fernández ha apuntado que esta reforma tiene que contemplar la posibilidad de "rebajar la elevada carga fiscal que soportan los contribuyentes españoles; simplificar y clarificar la normativa; reducir, e incluso suprimir, algunas obligaciones formales que se exigen y que son innecesarias; y dotar al sistema tributario de una mayor estabilidad y vocación de permanencia para proporcionar una mayor seguridad jurídica".

Hasta ahora, la mayoría de las medidas que se han adoptado en el ámbito tributario han sido subidas de impuestos que, como apuntó el presidente de los Empresarios de Madrid, "han detraído recursos económicos de las empresas y de las familias que se podían haber destinado al consumo y a la inversión".

Una vez más, ha recordado que el  protagonismo del sector empresarial en la salida de la crisis es "incuestionable". Por ello, dijo que "el Gobierno debe tener en su hoja de ruta propiciar un marco óptimo para el desarrollo de la actividad de las empresas y que éstas puedan crear riqueza y empleo".

En este sentido, el presidente de CEIM ha destacado la necesidad de que la economía española reduzca su alto grado de apalancamiento para conseguir que la financiación llegue con mayor fluidez a las empresas y a las familias.