CashGuard es la solución para el efectivo que está revolucionando el comercio en España

CashGuard, el guardián del dinero de tu comercio

Este nuevo sistema de cobro sustituye al tradicional cajón portamonedas de las cajas registradoras tradicionales, dando respuesta a los problemas más habituales en los puntos de cobro como errores, hurtos y tiempos dedicados a cuadres y cierres de caja.

CashGuard, el guardián del dinero de tu comercioTecnología aplicada al punto de venta con Cashguard
  • linkedin
  • google+

Esta herramienta es ideal para todo tipo de negocios donde se desee controlar el flujo de efectivo, ya que la caja permanece cuadrada las 24 horas del día, incidiendo así en un ahorro directo de los costes.

“Para nuestros clientes tener CashGuard es como un elemento más de trabajo, no conciben sus negocios sin contar con él”, explica Germán, responsable de Telsystem, empresa encargada de su instalación.

El sistema CashGuard ofrece agilidad, rapidez y fiabilidad, en todos sus procesos de cobro y añade un componente extra de seguridad, al permanecer el dinero custodiado en el interior del mismo. “El flujo de efectivo está siempre controlado en tiempo real ya que nadie tiene que tocar la caja”.

CashGuard cuenta con numerosas ventajas, una de las más importantes es al ahorro de tiempos que supone, ya que el cuadre de caja es inmediato, siendo innecesaria la intervención de los empleados. Esto incrementa notablemente la eficacia en el servicio al cliente: “Se atiende a un mínimo de seis clientes más a la hora”, asegura Germán.

Otro de los beneficios de CashGuard es que existe un completo control del flujo de efectivo. El propietario del establecimiento no necesita estar físicamente en el local, puede controlar el efectivo desde su casa a través del software BackOffice, lo que le aporta total tranquilidad frente a los posibles problemas como el hurto interno, la pérdida desconocida y los atracos.

El hecho de no tener que enfrentarse al dinero y al conteo del cajón mejora de forma considerable el ambiente laboral.  "Elimina el estrés a los empleados cuando manejan efectivo porque toda la responsabilidad queda depositada en nuestro sistema y no sobre ellos”, explica German.

En nuestro país la incidencia de CashGuard está creciendo gracias al boca a boca. “Los propios clientes recomiendan su instalación además, a raíz de la crisis las empresas tienen un mayor concepto de la gestión del efectivo, la gente lo mira todo con lupa”.

Entre los sectores donde tiene más implantación encontramos el farmacéutico y la hostelería, aunque también tienen presencia en pescaderías, fruterías, perfumerías, peluquerías, discotecas…

El precio de CashGuard oscina entre los 9.800 euros, la máquina más barata y los 13.500 euros la más sofisticada. “Nosotros tenemos un lema y es que CashGuard se paga con los ahorros que genera”, concluye Germán.