Cotización suspendida en el MAB

Carbures consigue 16 millones y garantiza su funcionamiento para 2015

La empresa especializada en la fabricación de materiales con fibra de carbono Carbures acaba de anunciar una inyección económica de 16,3 millones de euros, con lo que se asegura el funcionamiento de la compañía para todo 2015, según ha asegurado la compañía andaluza.

Carbures consigue 16 millones y garantiza su funcionamiento para 2015Rafael Contreras, consejero delegado de Carbures
  • linkedin
  • google+

Carbures, cuya cotización en Mercado Alternativo Bursátil (MAB) lleva suspendida desde octubre, destaca que con esta operación demuestra su capacidad para generar confianza entre los inversores.

Recordemos que la cotización en el MAB de la compañía con sede en El Puerto de Santa María (Cádiz) fue suspendida debido a las dudas planteadas por la auditora PwC, que entiende que la información financiera remitida al MAB podría no ser correcta.

Por otro lado, Carbures ha revelado que los fondos procederán de cuatro préstamos privados, de los cuales uno asciende a 13 millones y será concedido por el propietario de un grupo industrial español cuyo nombre no ha trascendido.

Los otros tres prestamistas suman 3,3 millones, de los que 2,1 millones los aporta una sociedad familiar del consejero delegado de Carbures, José María Tarragó, quien añade otros 258.000 euros a título personal. El millón restante proviene de un accionista de la compañía.

Por su parte, el presidente de Carbures, Rafael Contreras, también anunció la próxima incorporación de consejeros independientes que presidan las comisiones de auditoría, nombramientos y bueno gobierno corporativo.

En paralelo, Tarragó ha confirmado la incorporación del exdirectivo del grupo hotelero Occidental Hotels & Resorts Ignacio Barón López como nuevo director financiero de la sociedad.

En cuanto a la suspensión de su cotización en el MAB, ésta se produjo como resultado de un informe elaborado por PwC antes de que Carbures saliera al mercado continuo. En este sentido, después del escándalo Gowex, tanto Carbures como otras compañías se apresuraron a anunciar su intención de abandonar el MAB, cuya credibilidad había quedado seriamente en entredicho