Anuncia hasta 1.120 despidos tras la compra de la entidad

Caixabank propone reducir la plantilla de Barclays a la mitad

La dirección de Caixabank plantea reducir a la mitad la actual plantilla de Barclays España, entidad adquirida oficialmente el pasado 2 de enero por el banco catalán. Esta primera propuesta, que pretende adecuar la escala del banco para convertirlo en eficiente, supondría suprimir 1.120 empleos de los 2.297 actuales.

Caixabank propone reducir la plantilla de Barclays a la mitadCaixabank propone reducir la plantilla de Barclays a la mitad
  • linkedin
  • google+

Caixabank ha adquirido el negocio de banca minorista y privada de Barclays en España, después de que la entidad británica decidiera dejar estos segmentos en el país. Las bajas afectarían especialmente a Madrid: los servicios centrales del banco -641 bajas de los 721 empleados actuales- y a la red de oficinas -130 despidos-.

En total, 479 trabajadores de las oficinas de Barclays se verían afectados. Además, de los 130 empleados de la red madrileña, serían despedidos unas 34 personas en Barcelona y 315 del resto de España.

La intención de Caixabank es presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por causas económicas, organizativas y productivas. El banco asegura que quiere que la entidad adquirida sea económicamente viable y espera llegar a un acuerdo con los representantes sindicales.

Recorte ‘excesivo’ de plantilla

Por su parte, los sindicatos ya han advertido de que considera que los planes de Caixabank suponen un recorte excesivo del personal y anuncian que preparan propuestas alternativas para evitar medidas forzosas.

Los representantes de los trabajadores han recordado que el caso de Barclays es distinto a los de los numerosos bancos que han sido adquiridos por otras entidades en medio del proceso de reestructuración de la banca en España y a otras adquisiciones de Caixabank. "Se trata de una entidad que no ha sido intervenida por el Frob ni ha recibido ayudas, por lo que no está condicionada a despidos solicitados por Bruselas", han explicado los sindicatos.

La compra de Barclays España supone para Caixabank incorporar a su entidad 550.000 clientes procedentes de la filial del banco británico, así como unos activos de 21.600 millones de euros captados en las 262 oficinas activas de la entidad.