La entidad bancaria ha ganado un 54,6% menos que en 2013

CaixaBank logra un beneficio neto de 152 millones en el primer trimestre

CaixaBank ha obtenido un beneficio neto de 152 millones de euros en el primer trimestre de este año, un 54,6 % menos que en 2013, cuando alcanzó un resultado de 335 millones, debido principalmente al impacto positivo que supusieron los extraordinarios derivados de la integración contable de Banco de Valencia.

CaixaBank logra un beneficio neto de 152 millones en el primer trimestreLos resultados de Caixabank alcanzan los 152 millones este trimestre
  • linkedin
  • google+


En los tres primeros meses de 2014, CaixaBank ha logrado mantener su margen de intereses, que se sitúa en 993 millones (un 0,1 % más), mientras que el margen bruto aumenta un 4,3 %, hasta los 1.769 millones de euros, por la elevada generación de ingresos recurrentes.
Por su parte, el margen de explotación llega a los 829 millones -un 22,5 % más que en 2013, sin considerar gastos extraordinarios- gracias a la reducción de los gastos recurrentes en un 7,8 %, como consecuencia del proceso de optimización de la estructura del grupo y la racionalización de los costes, según ha informado el banco catalán a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La evolución del resultado de CaixaBank en el primer trimestre del año está marcada también por un descenso de las dotaciones por deterioro de activos financieros, que ascienden a 650 millones, un 66,7 % menos que en 2013, cuando la entidad destinó a este concepto 1.951 millones.
Otro de los aspectos destacables de la cuenta de resultados es la ratio de morosidad, que se reduce por primera vez durante la crisis -desde el último trimestre de 2006- y se sitúa en el 11,36 %, por debajo de la media del sector, que supera el 13 %.
La entidad que preside Isidre Fainé destaca, en este sentido, el "significativo" descenso en 12 puntos básicos de la ratio de morosidad del crédito a particulares, hasta el 5,4 %.
Entre enero y marzo se acentúa asimismo el descenso de los activos dudosos, con una reducción de 1.352 millones, hasta los 24.013 millones.
A cierre de marzo, los recursos minoristas de CaixaBank alcanzan los 264.620 millones, un 2,1 % más que en diciembre de 2013, mientras que los recursos totales, incluidos los mayoristas, suman 309.233 millones, un 1,9 % más.
CaixaBank cuenta con 13,6 millones de clientes, 5.716 oficinas, más de 31.600 empleados y unos activos de 331.376 millones.
La liquidez del grupo se sitúa en 65.003 millones -4.241 millones más sólo en el primer trimestre- y alcanza ya el 19,6 % de los activos totales.
Esta "cómoda" situación de liquidez le ha permitido devolver, desde principios de 2013, más de 25.000 millones de saldos pasivos con el Banco Central Europeo (BCE).
CaixaBank subraya a este respecto que el importe de la liquidez en balance (32.237 millones) excede en más de tres veces el dispuesto en la póliza del BCE, que es de 9.000 millones.
Por otra parte, la cartera de créditos brutos a la clientela del banco catalán desciende un 2,8 % en el primer trimestre, hasta los 201.357 millones, sobre todo por el desapalancamiento del sector promotor, con una caída de 7.914 millones en un solo año.
El crédito a particulares disminuye un 1,6 % consecuencia de la reducción del endeudamiento de las familias.
Hasta marzo, la filial inmobiliaria de CaixaBank, Building Center, ha alcanzado unas ventas y alquileres por valor de 630 millones de euros, un 71,1 % más que en 2013, y el total de inmuebles comercializados ha superado los 6.300.
En la actualidad, la cartera neta de inmuebles adjudicados disponibles para la venta de CaixaBank asciende a 6.412 millones de euros y alcanza una cobertura del 53,4 %.
En un comunicado, Isidre Fainé y el consejero delegado de CaixaBank, Juan María Nin, han señalado que la entidad, con una solvencia en términos de Basilea III del 12,4 %, "está preparada para culminar su plan estratégico 2011-2014, mejorar la rentabilidad y la eficiencia y mantener el liderazgo en el mercado español".
La entidad celebra este jueves en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona su junta general ordinaria, en la que someterá a aprobación de los accionistas el nombramiento como consejera de la expresidenta de IBM España, Amparo Moraleda, entre otros puntos del orden del día.