Desde el 2% anual a 90 días

Bravo Capital lanza un préstamo para pagar el impuesto de sociedades

Bravo Capital, la sociedad mercantil especializada en ofrecer fondos a empresas e instituciones, ha puesto a disposición de sus clientes un préstamo destinado a financiar el pago del impuesto de sociedades en cómodos plazos.

Paga el impuesto de sociedades en cómodos plazos con Bravo CapitalSin necesidad de acudir a recursos propios o líneas bancarias
  • linkedin
  • google+


Las empresas que accedan a este instrumento de financiación tendrán un plazo de repago de entre tres a seis meses para amortizar el préstamo. La ventaja de esta financiación de Bravo Capital es que las compañías pueden abonar el gravamen sin necesidad de acudir a recursos propios o consumir líneas bancarias.



Además, permite planificar los flujos de tesorería y realizar amortizaciones mensuales. Las líneas de financiación ofrecidas por Bravo Capital permiten financiar varios impuestos al año.



El interés nominal parte del 2% anual para financiaciones a un plazo de 90 días y del 2,5% anual para aquellas que se elevan a 180 días. La sociedad que dirige Mar Turrado está ampliando las fórmulas de financiación a empresas, con gran aceptación entre sus clientes.



Bravo Capital ha diseñado este producto pensando en empresas con una facturación superior a 5 millones de euros y con un importe mínimo a financiar de 200.000 euros, además de ofrecer un amplio abanico de soluciones implementadas en 2015.



Las ayudas a empresas que ofrece Bravo Capital, constituyen una alternativa complementaria a otras fuentes de financiación con soluciones rápidas y a medida de las necesidades de los clientes. La sociedad mercantil, que fue fundada en noviembre de 2013 y financiada por los fondos estadounidenses Avenue Capital y JZ Capital, comenzó su andadura en enero de 2014.

Insertar comentario
1 Comentario
Imagen de Anónimo
Bravo Capital lanza un préstamo para pagar el impuesto de sociedades

Ya sé sabe “hacienda somos todos” y no faltan recordatorios televisivos que nos invitan a actuar sin malicia y picardía. Esta obligación de contribuir al erario público se extiende también a las empresas —en otros tiempos y formas—, y si entendemos que la empresa es otra ciudadana más, igualmente debe regirse con transparencia y ausencia de granujería …
Más en: http://goo.gl/vcHSTw

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.