Los expertos creen que la entidad debería correr con el grueso del coste

Bankia y el Estado indemnizarán con 600 millones a los inversores de la OPV

Los inversores que adquirieron las acciones de Bankia durante la oferta pública de venta (OPV) serán indemnizados por el Estado y la entidad bancaria, pero todavía no se sabe el porcentaje que asumirá cada uno de ellos de los cerca de 600 millones de euros necesarios para la operación.

Cerca de 600 millones asumirán Bankia y el Estado para indemnizar los inversores Imagen: Europa Press
  • linkedin
  • google+

El Estado, a través del holding BFA, tendrá que aportar, en un principio, unos 372 millones de euros derivados de la participación del 100% en el grupo, que controla en la actualidad el 62,5% del banco.

El resto, que corresponde al 37,5%, aproximadamente 228 millones de euros, correrá a cargo de Bankia, cantidad que lleva implícita una contribución indirecta del Estado al ser accionista mayoritario de la entidad, informa Europa Press.

El total necesario para hacer frente a las indemnizaciones rondará los 600 millones de euros, cantidad que podría multiplicarse tras el informe elaborado por los peritos en el que advertían de posibles irregularidades contables en la salida a bolsa de Bankia.

¿Qué porcentaje asumirá cada parte?

Los expertos opinan que el grueso del coste de las indemnizaciones por las contingencias derivadas de la salida a Bolsa de la entidad, deberían corresponder a Bankia y no a FBA.

En las conversaciones entre los implicados, Gobierno, el FROB y Bankia ha pesado el hecho de tratarse de una entidad cotizada cuya acción podría acusar el golpe en caso de verse penalizada con nuevos cargos.

El Gobierno, a través del FROB -o Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria-, encargado de gestionar los procesos de reestructuración del sistema financiero en España y contribuir a reforzar sus recursos propios en los procesos de integración entre entidades, estudia el mejor encaje jurídico a la hora de asignar el reparto de costes. Con ello, pretende evitar que pueda ser fuente de problemas posteriores con otros organismos fiscalizadores.

Seguir privatizando la entidad

El FROB tiene como objetivo continuar privatizando Bankia para así conseguir maximizar los ingresos que obtenga de la venta de nuevos paquetes de acciones para poder devolver la mayor parte de las ayudas recibidas cuando rescató la entidad