Babak Zanjani, el empresario más rico de Irán condenado a muerte

El empresario Babak Zanjani es uno de los hombres más ricos de Irán y recientemente ha sido condenado a muerte por motivo de corrupción.

Babak Zanjani, el empresario más rico de Irán condenado a muerteBabak Zanjani, el empresario más rico de Irán condenado a muerte
  • linkedin
  • google+

En diciembre de 2013 se le acusó de haberse quedado con miles de millones de ingresos por la venta de petróleo del estado que se canalizó en sus empresas, algo que él niega tajantemente.

Su condena fue por fraude y crímenes económicos según anunció en la televisión el portavoz de la autoridad judicial de Irán. En el juicio los fiscales mantuvieron su acusación de deber al gobierno del país 2700 millones de dólares en renta del petróleo. La sentencia puede ser apelada por el empresario.

Zanjani hace no muchos años tenía una renta anual que superaba la de Apple. Antes de entrar en prisión tenía empresas en Malasia, Emiratos Árabes Unidos, Turquía y Tayikistán. En los momentos de máxima dureza en las sanciones internacionales contra Irán el presidente Ahmadineyad le confió enormes envíos de crudo a Zanjani para venderlos y de este modo evitar las graves sanciones económicas. Esto hizo que estuviese en la lista negra de Usa y Unión Europea por ayudar al régimen a evadir las sanciones impuestas.

El empresario tuvo que reconocer el haber usado una red de empresas para la venta de millones de barriles en el año 2010. La detención tuvo lugar un día después de que Hassan Rouhani ordenase una lucha sin cuartel contra la corrupción, sobre todo de las personas que con más privilegios obtuvieron provecho de las sanciones económicas.

Zanjani nació en Teherán y cursó estudios en una universidad turca. Su fortuna asciende a 13.000 millones de dólares, pero tiene también numerosas deudas. Hasta el momento en el que la Unión Europea no llamó la atención sobre él, pocos iraníes sabían algo de este hombre. Tenía una red de más de 60 empresas con intereses en sectores de lo más variado, desde cosméticos, a banca y petróleo.

En esos años Zanjani protestaba por las sanciones de la Unión Europea tuvieron un efecto negativo en los negocios, lo que obligó a repatriar algunos de sus activos desde su banco en Malasia. Además de esto salieron fotos de él armado.

Un ¿Héroe?

El periodista del servicio iraní de la BBC británica Amir Azimi, dice que para muchos en su país su historia es extraordinaria, pasando de ser un comerciante de piel de oveja en los años 80 a un hombre vital en la venta del petróleo de Irán años después cuando las sanciones internacionales cayeron como una losa debido a su programa nuclear.

Zanjani se veía a él mismo como un héroe que realizó una labor de soldado económico en la Revolución Islámica que ayudó al rescate de su país cuando éste no podía vender petróleo o que incluso si lo lograba los bancos internacionales no aceptaban la transferencia del dinero iraní debido a las sanciones.

La suerte estuvo a su lado durante unos años, donde aparecía con funcionarios de alto nivel y no tenía reparo en mostrar su riqueza, en la que se encontraban aviones privados y automóviles de alta gama. Todo cambió cuando los medios de comunicación empezaron a dar informaciones sobre su riqueza, las sospechas comenzaron y muchos se preguntaron como hizo dinero de una manera tan veloz.

En tiempos del gobierno de Mahmoud Ahmadinejad se le investigó y meses después de la llegada al poder de Hassan Rouhani, Zanjani fue encarcelado e imputado en casos de corrupción y malversación de fondos. El ministerio del petróleo ha asegurado que el empresario le debe 1900 millones de dólares.

El turno es ahora de su equipo de abogados que ha negado todos los cargos de corrupción, señalando que, si se le deja salir en prisión, puede tener acceso a su red de negocios para devolver todo el dinero que tiene. Veremos cómo acaba la historia del multimillonario.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.