Crece un 40% de media anual

Auditoría financiera de energía y telecomunicaciones de Doive

Doive es una empresa que se dedica a realizar "auditorías financieras de energía y telecomunicaciones”, explica Ángel Gutiérrez, director del negocio.

Crece un 40% de media anual Doive se dedica a realizar auditorías financieras de energía y telecomunicaciones
  • linkedin
  • google+

Este proyecto liderado por Ángel y sus otros dos socios, Susana Barbadillo y Javier Crespo, “lleva en marcha desde hace un par de años pero la idea de negocio lleva latente alrededor de unos ocho”, explica Gutiérrez, quien tuvo que realizar una inversión aproximada de unos 3.000 euros de capital inicial.

Una inversión que se ha visto recuperada gracias al 40% de crecimiento anual que ha registrado la empresa durante los dos años que lleva en el mercado. Sus servicios se centran principalmente en realizar “análisis financieros en facturaciones de energía y telefonía”, dirigiendo dichos servicios a sus principales clientes “desde un autónomo a un ayuntamiento que facture más de 140.000 euros en energía o telecomunicaciones”, apunta Ángel.

Su oficina central se encuentran el calle General Palanca de Madrid pero sus servicios se comercializan en todo el territorio español a través de su canal online. Desde allí se dedica “a analizar exhaustivamente los costes fijos en términos de potencia y energía, así como precio por kilovatio, con el mismo proveedor de servicios, es decir, miramos todas las facturas de nuestros clientes y comprobamos el proveedor con el que están trabajando con el objetivo de ofrecerles el mejor precio de ese proveedor”.

Para hallar el punto diferencial de Doive frente a la competencia, Gutiérrez alude a que su intención “no es que cambien de proveedor”, y para ello lo explica de la siguiente manera: “Si un cliente está trabajando con Telefónica, queremos que siga trabajando con Telefónica, pero que pague lo justo por el precio que esté establecido en el mercado en ese momento”.

Según el director, las claves del éxito de Doive residen en querer “ahorrar dinero a los clientes”.