Los autónomos denuncian presiones para no acogerse a este sistema

ATA prevé que sólo 180.000 autónomos se den de alta en el IVA de caja

El presidente de la federación de asociaciones de autónomos ATA, Lorenzo Amor, considera que sólo unos 180.000 autónomos se apuntarán al nuevo IVA de caja por el que el impuesto se paga cuando se cobra la factura.  

ATA prevé que sólo 180.000 autónomos se den de alta en el IVA de cajaATA prevé que sólo 180.000 autónomos se den de alta en el IVA de caja
  • linkedin
  • google+

En este sentido, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, no ha querido adelantar cuántos autónomos se han apuntado ya al nuevo régimen especial de IVA de caja, ya que no cree que sea razonable avanzar cifras hasta que no se cierre el plazo, que termina el 31 de marzo.

Ferre ha recordado que hay 2,3 millones de potenciales beneficiarios, que son todas las pymes y autónomos que facturan menos de 2 millones de euros.

Por otro lado, la Federación de Organizaciones de Profesionales Autónomos (OPA) anima a este colectivo a acogerse a esta medida, que es una de sus reivindicaciones históricas. En este sentido, OPA solicita al Gobierno que medie “para que las grandes empresas no impidan a los autónomos acogerse a ese sistema amenazándoles con prescindir de sus servicios si así lo hacen”.

Según esta asociación, puede darse el caso de que algunas empresas no decidan trabajar con los autónomos que se haya acogido al IVA de Caja, ya que de esta manera no podrán deducirse el IVA hasta que hayan abonado sus facturas.

Por su parte, Amor se ha mostrado favorable a una medida que aliviará la situación de los autónomos que en el último año han adelantado 900 millones de euros de IVA facturado y no cobrado.

El objetivo del IVA de caja, introducido a través de la ley de apoyo a los emprendedores, es evitar que pymes y autónomos con facturas sin cobrar deban adelantar este impuesto a Hacienda antes de cobrar sus deudas.

De esta forma, los sujetos pasivos del impuesto pueden optar por un sistema que retrasa el devengo y la consiguiente declaración e ingreso del IVA repercutido en la mayoría de sus operaciones comerciales hasta el momento del cobro, total o parcial, a sus clientes.