Se aplicaría a los empresarios que den empleo a un menor de 30 años

ATA pide tarifa plana para autónomos que contraten a su primer empleado

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, que ha comparecido ante la Subcomisión de Empleo Juvenil en el Congreso, ha reclamado que se acepte la realidad y se siga impulsando el emprendimiento y el trabajo autónomo, ya que “el trabajo por cuenta propia se ha convertido sin duda en una de las principales vías de inserción de los jóvenes españoles”.

ATA pide tarifa plana para autónomos que contraten a su primer empleadoATA pide tarifa plana para autónomos que contraten a su primer empleado
  • linkedin
  • google+

Amor ha insistido en que “la clave del empleo juvenil en España está en los autónomos”, y ha destacado que las medidas adoptadas hasta ahora en favor del emprendimiento, se están revelando como las más eficaces en generación de empleo por sus resultados.

Según el presidente de ATA, los autónomos han generado 115.000 empleos netos, en los seis primeros meses del año, que se corresponden a 64.500 nuevos autónomos y 50.000 empleos asalariados, ya hay más de 270.000 autónomos acogidos a la tarifa plana de los 50 euros, de los que más de 110.000 son menores de 30 años, se han realizado cerca de 120.000 contratos indefinidos con la tarifa plana de contratación de los 100 euros, muchos de ellos por autónomos. Todos estos datos son la prueba, según Amor, que  “las medidas elaboradas con los autónomos y para los autónomos, funcionan”.

Por todo ello, el presidente de la Federación ha declarado que “si algo funciona hay que llevarlo más allá”, pero también ha advertido que “combatir el elevadísimo desempleo juvenil requiere, además de  políticas de empleo, de un claro cambio cultural en el que la movilidad geográfica dentro o fuera de nuestras fronteras, trabajar en edades tempranas, tener formación profesional y no una carrera, o emprender, dejen de ser un drama familiar, cuando no lo es en el resto del mundo”

Y para ello, Amor ha solicitado que se incluyan asignaturas, desde las edades más tempranas, dirigidas “no sólo a formar, si no a educar en el empleo pero sobre todo a educar para emplear”. Ha solicitado un mayor contacto del sistema educativo en todas sus etapas  con el mundo del autónomo, a través de programas de prácticas con autónomos y la recuperación del modelo “aprendiz”.

En este sentido, ATA propone extender el contrato de formación a aquellos que cursen estudios universitarios o tengan título universitario, la puesta en marcha de esquemas de jubilación parcial asociados a este contrato con el fin de asegurar el relevo generacional y la transmisión de negocios ya existentes y la limitación de la responsabilidad patrimonial de los jóvenes menores de 30 años a 6.000 euros.

Sin embargo, el presidente de ATA, considera que hay tres medidas prioritarias y que tendrían un impacto directo sobre el empleo juvenil en España. “Extender la tarifa plana de autónomos a aquel autónomo ya constituido que genere un primer empleo contratando a un joven menor de 30 años”.

La tarifa plana sería compatible con cualquier tipo de bonificación asociada a ese nuevo empleo, ya fuese garantía juvenil, tarifa plana de contratación de 100 euros, contrato de formación, etc. Pero conllevaría un compromiso de mantenimiento de ese empleo al menos por el mismo tiempo que la duración de las bonificaciones al autónomo, a saber 30 o 18 meses según la edad del mismo.

“Esta medida”, según Amor, “con que tan sólo el 25% de los autónomos del millón y medio de autónomos sin asalariados contratase, podría suponer la creación de casi 380.000 puestos de trabajo y la reducción en 10 puntos de la tasa de desempleo en menores de 30 años”.

La segunda medida, es eliminar la exclusión de los nuevos emprendedores que se dan de alta como empleadores para acogerse a esta tarifa y que aquellos autónomos que ya están acogidos a ella no la pierdan si contratan, pues durante la duración de la bonificación lo que se penaliza es la creación de empleo, algo que no tiene sentido.

Y por último, extender el plan de garantía juvenil a los 30 años para adaptarlo a la realidad española en la que los jóvenes de media acceden al mercado laboral a los 23 años, muy lejos de lo que Europa considera edad activa (16 años), ha concluido Lorenzo Amor.