A los medios bancarios tradicionales se unen los desembolsos a través del móvil

Así son los medios de pago más habituales en España

Las empresas y particulares cuentan con una amplia gama de medios para ejecutar sus pagos dentro del territorio nacional. A medios tradicionales como el cheque, el pagaré y las transferencias bancarias,  se han unido nuevos instrumentos que permiten enviar y recibir efectivo de forma rápida y cómoda a través del teléfono móvil. 

Así son los medios de pago más habituales en EspañaAsí son los medios de pago más habituales en España
  • linkedin
  • google+


-Transferencias bancarias.  La transferencia es una orden que el cliente emite a la entidad financiera para que proceda a retirar dinero de una cuenta para ingresarlo en la cuenta del destinatario. Las transferencias ordinarias permiten la recepción de los fondos por parte del beneficiario el día siguiente hábil si la cuenta de destino está en una entidad bancaria distinta a la del emisor o, al instante, si está en el mismo banco.



Las transferencias OMF, u Orden de Movimiento de Fondos, garantizan que el dinero llegue a la cuenta corriente del beneficiario el mismo día de su emisión, siempre que la orden se realice antes de las 17 horas, aunque con un mayor coste en comisiones. Juan Nuñez,  del departamento de Tesorería de Gedesco, explica que “alrededor de un 90% de las empresas nos solicitan una transferencia OMF, ya que así disponen del dinero en unos minutos”.



-Recibo bancario. El recibo es un documento que emite una empresa que desea realizar un cobro contra la cuenta bancaria de un cliente.  La emisión está regulada por la norma 19 AEB, que permite integrar en un fichero órdenes para cargar recibos a muchos clientes a la vez. Teóricamente las entidades bancarias deben disponer de autorización expresa por parte del titular de la cuenta para pagar recibos de una determinada empresa, aunque la práctica habitual es que se acepten recibos sin disponer la solicitud.



La Ley de Servicios de Pago recoge un plazo de 13 meses para devolver un recibo si no se contaba con autorización y de ocho semanas si el adeudo estaba previamente autorizado. El banco dispone de diez días desde entonces para reembolsar el dinero.



-Cheque. Es uno de los medios más históricos para efectuar pagos en España. Es un documento por el cual el librador, es decir el emisor del cheque, ordena a su entidad bancaria que realice un pago por una determinada cantidad al receptor. Es necesario que el librador disponga de los fondos necesarios en su cuenta corriente, ya que el cheque confiere beneficiario la capacidad de actuar contra el emisor si se produce un impago.



- Pagaré. El pagaré es un documento que supone una promesa de pago de una cantidad determinada en el futuro al beneficiario, por lo que se diferencia del cheque en que hay un determinado  momento en el tiempo en el que el pagaré puede cobrarse. Los pagarés permiten ser descontados, con lo que la empresa lo puede hacer efectivo desde su recepción con independencia de su fecha de vencimiento. Gedesco, líder nacional en descuento de pagarés, descuenta estos instrumentos y facilita el dinero en menos de 24 horas.



- Pagos a través del teléfono móvil. Halcash es un servicio que permite enviar dinero a través del teléfono móvil del destinatario para retirarlo directamente a través de la red de cajeros adheridos. El beneficiario recibe en su móvil un mensaje con la cantidad a recibir y un código de seguridad. Introduciendo su número de teléfono y código, el cajero le entrega el dinero. Juan Núñez explica que es un instrumento que “permite recibir el dinero en efectivo al instante y sin necesidad de pasar por la cuenta corriente del destinatario”, por lo que Gedesco lo utiliza especialmente en sus servicios a particulares como los microcréditos.