Descubre las ventajas y desventajas

Asesoría: ¿presencial u online?

En plena era de la tecnología y teniendo en cuenta el ahorro que supone contratar y gestionar servicios a través de internet, la asesoría ha sido uno de los últimos servicios de la empresa en apuntarse al carro de los servicios online.

Asesoría: ¿presencial u online?Asesoría: ¿presencial u online?
  • linkedin
  • google+

Asesorías con nombre y con presencia física apuestan por ofrecer sus servicios también de forma telemática, así como empresas nuevas de asesoría y gestoría que se presentan como un negocio online. Sin embargo, en este entorno digitalizado siguen existiendo las asesorías presenciales tradicionales.

La gestión de los servicios contables, fiscales, laborales y judiciales es uno de los servicios empresariales que se externalizan para ahorrar costes y reducir tiempos, así como para mejorar la dedicación de otros aspectos de la empresa, como la producción, el marketing o en I+D+i.

Y a pesar de que los defensores de la asesoría por internet son muchos, también son muchos los que siguen confiando en su gestor de siempre. ¿Es mejor una asesoría online o presencial?

Asesoría: presencial u online

La asesoría es uno de los sectores más estables que existe, a pesar de que las consultorías online ganan terreno a las tradicionales que cuentan con una oficina, lo cierto es que ambas pueden presumir de contar con ventajas interesantes para mantener a la cartera de clientes que ya tienen, y para atraer a nueva clientela.

Ventajas de las asesorías online

Las asesorías online ofrecen una serie de servicios relacionados con la gestión de documentos administrativos, con la contabilidad empresarial y con los temas laborales, pero de forma telemática, es decir, es un servicio que se gestiona íntegramente, o en un porcentaje muy alto, a través de internet.

Indiscutible como ventaja de las asesorías en red está la rapidez de las transacciones. Las comunicaciones se pueden enviar de forma rápida y sin necesidad de desplazarse hasta la oficina y, además, toda la gestión de la documentación se realiza de forma telemática. En definitiva, este ahorro de tiempo repercute de forma favorable en la Rapidez en las comunicaciones.

Una asesoría que trabaja a través de internet no necesita de una oficina, y para funcionar serán imprescindibles un alojamiento web y personal capacitado, que incluso, puede trabajar desde su casa y en función de la demanda. Ello reduce los costes de la empresa, principal motivo por el que las asesorías pueden ofrecer precios más bajos a las empresas. Por supuesto, en esta fórmula no hay que olvidar que en una gestión online, es más sencillo manejar una cartera amplia de clientes, o sea, una cartera amplia ayuda a reducir precios porque el beneficio total puede aumentar.

Ahorro de tiempo y dinero son dos importantes ventajas, pero las asesorías contables y laborales online han incluido otro componente a esta exitosa fórmula, la posibilidad de que cada empresa encuentre un paquete de servicios básicos de asesoría y consultoría a medida de autónomos, pymes o empresas.

Ventanas de las asesorías tradicionales

Las asesorías presenciales o tradicionales son aquellas que cuentan con oficinas a las que las que los empresarios o el personal de administración, o incluso el autónomo acuden de forma periódica para resolver “tú a tú” cuestiones relacionadas con la administración, la gestión, la contabilidad o los temas legales de la empresa.

En este tipo de asesoría uno de los aspectos más interesantes está en la posibilidad de hablar con un gestor de confianza, un profesional al que se conoce y con el que se establece una relación profesional. Las comunicaciones son fluidas y directas, y se pueden emplear varios canales de comunicación con el asesor de la empresa: comunicación en personal, por teléfono o por email, por ejemplo.

Si para las empresas tradicionales la personalización es un factor importante al elegir las asesorías presenciales, para estos negocios, aquí se encuentra un nicho para marcar la diferencia, ya que a cada empresa y a cada cliente se le puede ofrecer un trato personalizado. En este sentido, también se puede apuntar a la especialización de los asesores como otra ventaja de los servicios de estas asesorías.

La relación de confianza entre la asesoría y la empresa y el hecho de que se conozcan las necesidades de las empresas con las que se trabaja, asegura la posibilidad de asesorar a los usuarios sobre cómo ahorrar costes, cómo solicitar ayudas para su sector o cómo percibir bonificaciones.

¿Cuál elegir?

A la hora de elegir la opción más adecuada para nuestra empresa sería necesario tener en cuenta el peso que cada una de estas ventajas ofrece tanto a la empresa como a las personas que trabajan directamente con la asesoría.

La decisión final dependerá de los socios, aunque como resumen, se podría decir que las empresas que necesitan varios servicios de asesoría pueden reducir el gasto de estos optando por una asesoría telemática; mientras que aquellos que necesitan solo asesoramiento puntual, pueden encontrar más interesante y, en realidad, más económico, el trato de una asesoría presencial.

A medio camino entre uno y otro tipo, cada vez son más las empresas de asesoría presencial que cuentan con un servicio online que facilita la realización de ciertos servicios y reduce los tiempos en la gestión de los mismos, pero que, sigue manteniendo oficinas en las que hay personas con las que es posible informarse sobre cuestiones concretas de la empresa y realizar consultorías con un trato personalizado.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.