No te fijes en el coste de producción, sino en el valor que tiene para los clientes

Aprende a fijar precios con Steve Blank

“Uno de los mayores errores de los empresarios primerizos es fijar los precios de los productos teniendo en cuenta su coste de producción. Es decir, sabemos lo que nos cuesta fabricar nuestro producto, así que le añadimos un margen de ganancias y ya tenemos precios”, apunta el profesor de Stanford Steve Blank.

Aprende a fijar precios con Steve BlankAprende a fijar precios con Steve Blank
  • linkedin
  • google+

Sin embargo, ésta no sería una estrategia adecuada, y podríamos estar perdiendo mucho dinero en el camino. Para este académico, lo que tienes que valorar no son los costes de producción, sino la percepción que los consumidores tienen de tu cliente.

En este sentido, una alternativa para establecer precios sería según el valor que le dan los clientes a tu producto. ¿Les ahorras tiempo? ¿Mejoras su eficiencia? ¿Qué es lo que valora el consumidor de ti? ¿Por qué les estás ahorrando mucho dinero?

Según Blank, no es necesario que los clientes sientan que tienen que pagar basándose en el coste de producción. Un ejecutivo o un profesional del marketing inteligente sería capaz de convencer al consumidor de que debería pagar por la exclusividad de tu producto, por su gran factor diferencial, dándole mayor valor.