Aprende a evitar los impagos

Es probable que más de una vez hayas tenido a un cliente que tarda en pagar o que no paga. Para prevenir los impagos existen una serie de precauciones básicas y sencillas que puedes seguir. Te las contamos.

Aprende a evitar los impagosAprende a evitar los impagos
  • linkedin
  • google+

En base a lo establecido por la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, el plazo de pago que debe cumplir el deudor es de 30 días naturales desde la fecha de recepción de las mercancías o prestación de los servicios.

En base a dicha Ley se puede fijar otro plazo de pago entre las partes, pero en ningún caso podrá ser superior a sesenta días naturales.

Para evitar retrasos en los pagos o impagos de tus facturas, puedes seguir las siguientes indicaciones:

Analiza a tu cliente

Una precaución sencilla que a veces pasamos por alto es la de analizar a nuestro cliente. Se trata simplemente de cotejar su solvencia para saber si va a poder afrontar el pago del producto que le vendamos o del servicio que le prestemos Para ello se pueden utilizar los informes de empresa como los que elabora Infocif que te aportarán datos detallados sobre la empresa que busques.

Solicita una provisión de fondos

Si una vez que has estudiado a tu cliente dudas sobre su solvencia y temes un impago, puedes solicitar una provisión de fondos a entregar en el momento en el que te contrate. De esa forma ya habrás cobrado parte de tu trabajo.

Pide garantías

Otra opción es solicitar garantías como avales personales o bancarios, es decir, que un tercero (ya sea otra persona física o jurídica solvente o un banco) garantice el cumplimiento de la obligación de pago.

Factura cuanto antes

Es importante también para cobrar rápido, emitir la factura rápido, es decir, en cuanto hayas entregado el producto o terminado servicio factura, para evitar que pase el tiempo y se retrase el cobro.

Desarrolla un protocolo de actuación

Para solventar los problemas que pueden surgir lo más aconsejable es que elabores un protocolo de actuación con unas determinadas reglas a seguir por todos los departamentos de tu empresa, de manera que no existan dudas y se unifique la forma de actuar.

Solicita la firma de presupuestos

Antes de nada, un aspecto a tener en cuenta es solicitar la firma por escrito del presupuesto que elabores para tu cliente. Es decir, no basta con que lo envíes y te den su conformidad sino que es necesario que lo firmen.

Realiza un seguimiento de tus clientes

La información sobre tus clientes es importante y te va a ayudar a decidir sobre si debes solicitar más garantías o realizar otras acciones para evitar impagos, pero además debe ir acompañada de un seguimiento que te proporcione datos sobre la situación actual de tus clientes, ya que con el paso del tiempo puede haber cambiado y un cliente solvente puede haber dejado de serlo.

El servicio de alertas de empresas de Infocif puede ser una herramienta muy útil para realizar este seguimiento y saber qué es lo que ha cambiado en las empresas que te interesan. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.