Apple contra el FBI

A día de hoy, todavía sigue la disputa entre la compañía californiana Apple y el FBI por culpa de un iPhone 5C que perteneció a Syed Farook, uno de los perpetradores de la matanza de San Bernardino del pasado diciembre. 

Apple contra el FBIApple contra el FBI
  • linkedin
  • google+


Tras la recuperación de dicho dispositivo el gobierno federal y la empresa fabricante del teléfono se hayan envueltas en una fuerte disputa, después de que el FBI pidiera la colaboración de Apple para acceder a los datos del iPhone y esta se negara a desbloquear el dispositivo, los federales consiguieron una orden judicial para obligar a la compañía a permitir el acceso a este. La empresa ha querido dejar claro que va a luchar en contra de dicha orden y el FBI les ha acusado de anteponer su estrategia de marketing a la seguridad pública.



¿Cómo empezó todo?



Diciembre de 2015, en la californiana ciudad de San Bernardino, Syed Farook y su esposa, Tashfeen Malik, mataron a 14 personas y posteriormente murieron en un tiroteo con la policía después de una persecución en coche. La policía confiscó todos sus aparatos electrónicos con el fin de obtener más información sobre la pareja. Tras ello vieron que los asesinos habían destruido sus teléfonos móviles, así como el disco duro de su ordenador portátil. Pero además hallaron un iPhone 5C perteneciente a Farook (su teléfono del trabajo) en el interior del vehículo donde murieron.



¿Por qué no puede el FBI acceder al Smartphone?



En lo que a privacidad se refiere, Apple ha pasado los últimos años posicionándose como empresa puntera en el sector. El gigante de la manzana ha antepuesto la seguridad a todo, incluidos ellos mismos, por medio de la actualización de su sistema operativo iOS 8, desarrollada en 2014. De esta forma, las herramientas de hacking interno del FBI no funcionan en los dispositivos con este sistema operativo.



Al FBI no le gustó desde un primer momento esta actualización. Su director, James Comey, dio un discurso nada amable, asegurando que la compañía ha rediseñado la industria para ayudar a “los malos”.



¿Por qué Apple no puede hacer esto sólo una vez? El portavoz del presidente dijo que únicamente quieren tener acceso a este dispositivo. El software específico que el FBI pide solamente podría funcionar para el iPhone 5C, pero el precedente legal que establecería sería mucho más versátil. Comprometiendo, potencialmente, la “invulnerabilidad” de dichos teléfonos.



 



¿El FBI sería capaz de entrar en cualquier iPhone después de este caso?



No inmediatamente, desde luego. Este caso se refiere únicamente a un ejemplar específico del modelo 5C, pero en un sentido más amplio, se trata de si el gobierno federal puede obligar a Apple a proporcionar claves de acceso para sus dispositivos siempre se sea requerido. No se trata de rediseñar el software para permitir el libre acceso de cualquier iPhone o iPad, pero si Apple pierde, esto sentaría un fuerte precedente legal si el FBI quiere desbloquear un iPhone 6 al día siguiente.



 



¿Tiene Apple la capacidad de desarrollar una actualización que invalide las contraseñas de sus usuarios?



Oficialmente no. Incluso si Apple se ve obligada a cumplir lo que se le demanda les sería imposible acceder al dispositivo sin la contraseña. Por lo que el “intruso” la tendría que adivinar. A todo esto, se le añade el problema de que el teléfono cuenta con una herramienta “anti-pánico” (la cual fue activada por el jefe de Farook, el propietario del teléfono), con la cual, si se introduce erróneamente la contraseña más de 10 veces, el dispositivo borrará permanentemente todos los datos del mismo. Incluso sin esa herramienta activada, el teléfono haría esperar, a quien intente acceder, un periodo de tiempo cada vez más largo entre cada intento. Por tanto, aunque se introdujeran todas las combinaciones posibles (empezando por 0000 y terminando por 9999) el proceso total podría llevar más de 10,000 horas hasta hallar el código correcto.



 



¿Qué ocurrirá con las copias de seguridad en iCloud?



Esos datos son mucho más fáciles de conseguir para los federales, que ya accedieron a ellos y encontró pruebas útiles para su caso, pero, la última copia de seguridad subida a la nube fecha del 19 de octubre, varias semanas antes de los atentados, tienen razones para pensar que el autor pudo desactivar esa función.



¿Cuáles son las posibles implicaciones de un fallo en contra de Apple?



El gobierno federal no ha pedido simplemente a Apple acceder a un dispositivo, a lo cual la compañía ha dado su respuesta estándar desde la implantación del iOS 8; “lo siento, no podemos”. En esencia quieren hacer que la empresa desarrolle (por la fuerza) un nuevo sistema operativo, donde Apple pueda acceder libremente a la información de sus usuarios y ponerla a disposición judicial siempre que sea requerido. El experto en tecnología, Dan Guido, ya ha bautizado a este software como “FBiOS”. El cual sentaría precedentes para que una empresa fabrique un producto que socave, incluso, su propia seguridad.



 



¿Por qué Apple está dispuesta a luchar duro en esta batalla?



La empresa ha dicho que la orden judicial es corta de miras, pero peligrosa. La Manzana opera a nivel internacional, uno de sus estandartes es la privacidad del usuario y lo que pide el FBI podría considerarse “generoso” teniendo en cuanta lo que podrían exigirle países como Rusia o China a la compañía si esta capitula.



Precisamente, después de los buenos resultados de la compañía en bolsa, un fallo contra Apple, que se encuentra en medio de un momento financiero “incierto” podría dar ventaja a sus rivales, aunque obviamente, estos también estarían expuestos de la misma forma que la empresa californiana.



 



Principales puntos de vista



Principalmente las empresas y expertos en tecnología, así como políticos liberales se declaran firmes defensores de Apple. Mientras que, por el otro lado, son los políticos conservadores y profesionales de la ley, los cuales han sido testigos de terribles delitos cibernéticos, los que han tomado el punto de vista opuesto.



Darren Hayes R, experto en ciberseguridad, dijo: “Muchos examinadores forenses de móviles son conscientes de que no sólo está en juego el caso de San Bernardino, sino un cúmulo cada vez mayor de casos criminales (como el terrorismo o la pornografía infantil). Ello no puede continuar sólo porque Apple se resista a hacer cumplir la ley”.



El férreo defensor de la encriptación de datos, senador Ron Wyden, aseveró que el debate no debe ser abrumado por las emociones. Mencionando también el hecho de que se ha demostrado una y otra vez que el debilitamiento del cifrado hará que sea más fácil para los hackers, criminales y espías la tarea de penetrar en cuentas bancarias del país, registros sanitarios o dispositivos móviles.



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.