Slack, qué es y cómo mejora la gestión de los equipos de trabajo

En el caso de Slack, la productividad aumenta en equipo, y es que las nuevas tecnologías adaptadas a las empresas están consiguiendo aumentar el rendimiento de los trabajadores.

Slack, qué es y cómo mejora la gestión de los equipos de trabajoSlack, qué es y cómo mejora la gestión de los equipos de trabajo
  • linkedin
  • google+

Slack es una herramienta idónea para gestionar el trabajo, la productividad y los equipos. Cuenta con una App y con la posibilidad de ser manejada también como herramienta de escritorio, por lo que los empleados pueden usarla en cualquier lugar, estando siempre conectados al resto de sus compañeros.

Pero es mucho más, es una herramienta capaz de mejorar la productividad de los equipos de trabajo, con lo que también se ven aumentados los beneficios de las compañías. En el caso de Slack, la productividad aumenta en equipo, dato muy importante, y es que las nuevas tecnologías adaptadas a las empresas están consiguiendo mejorar mucho el rendimiento de los trabajadores.

Por supuesto, existen muchas aplicaciones y herramientas encaminadas a este propósito, pero no todas son iguales y no todas consiguen los buenos resultados que las empresas que ya han apostado por Slack, están logrando. Desde que fuera lanzada, la herramienta ayuda a los equipos de trabajo a ‘estar menos ocupados’, mejorando notablemente el trabajo en equipo, sobre todo cuando los miembros del mismo se encuentran en lugares físicos diferentes, característica que se convierte en una de las destacadas en el caso de Slack.

Los usuarios que la introducen en su día a día en el trabajo pueden, a través de ella, compartir todo tipo de contenido necesario para el desarrollo de su actividad en un mismo hilo de conversación. La herramienta ha supuesto toda una revolución en la gestión de la comunicación interna de los negocios. Integrando los habituales canales de comunicación junto con un gran número de herramientas de gestión y productividad.

De esta forma, Slack se ha convertido en una potente plataforma que reúne las comunicaciones entre empleados y les ahorra muchísimo tiempo. Y es que, para las personas que trabajan hoy en día en una oficina, frente a un ordenador, con el teléfono móvil siempre cerca y la tableta alrededor, manejar todos los mensajes, recursos, conversaciones e inputs que se generan es algo que se vuelve muy complicado de gestionar con eficacia y eficiencia, con lo que se pueden producir pérdidas de información importantes, momentos de falta de concentración y una bajada en la productividad de los empleados.

Acabar con todos estos inconvenientes es el propósito que ha perseguido Slack desde que fuera lanzada al mercado, ya que se ocupa de centrar todo lo relativo al trabajo en un mismo lugar y con la posibilidad de acceder a cada tarea, mensaje, documento, etc. de forma rápida y sencilla.

Al final, Slack es una herramienta que supone el traslado de la oficina al completo a la Nube, es una reinvención de la oficina que permite gestionar mejor tanto al personal como el tiempo. Se puede pensar que Slack no hace nada nuevo, pero la novedad es que sí hace todo en un mismo lugar, lo que le ha supuesto pasar rápidamente de ser una pequeña startup a convertirse en un gigante dentro del mundo de las Apps de mensajería y gestión de equipos.

La empresa sigue tratando de mejorar cada día, buscando ser referencia como espacio colaborativo en la Nube, espacio con el que trabajar y gestionar mejor los equipos, y mejorar también con ello las cifras de productividad en las empresas.

Slack en cifras

Tras ver la luz en 2014, Slack se ha convertido en la empresa con mayor ratio de revalorización de la historia en menos de dos años, lo que le llevó a superar rápidamente los mil millones de dólares.

La empresa suma 3 millones de usuarios nuevos al día, ya está valorada en unos 3.400 millones de euros y la emplean en al menos 77 de las 100 mayores compañías del mundo. La empresa maneja 135.000 cuentas de pago, es usada por más de 60.000 equipos de trabajo, y a través de ella se envían más de 300 millones de mensajes, mensajes que son enviados por usuarios que dedican a la herramienta alrededor de 100 millones de horas aproximadamente.

De entre sus usuarios, algunos forman parte de empresas tan conocidas y valoradas como Airbnb, HBO, NASA, Buzzfeed y otras tantas compañías de Silicon Valley, que ya han apostado por confiar en Slack para mejorar la gestión de sus equipos de trabajo.

Stewart Butterfield, CEO de Slack

Tras la empresa nos encontramos con los nombres propios, es el caso de Stewart Butterfield, CEO de Slack y uno de los cofundadores de Flickr. Cuando Butterfield se puso a trabajar en la creación de un videojuego, se dio cuenta junto al resto del equipo, que echaba en falta una aplicación/herramienta de trabajo como Slack, para mejorar la comunicación entre el equipo, así como el rendimiento y la gestión de las tareas.

Con la creación de esta herramienta, Butterfield, está consiguiendo hacer con las formas de trabajar tradicionales, lo mismo que Whatsapp logró hacer con las llamadas de voz de toda la vida: acabar con ellas, dejarlas atrás y superarlas optimizando la forma de llevarlas a cabo.

Sin duda, el objetivo de Slack está cumpliéndose, y para muestra de ello no hay más que fijarse tanto en sus cifras de negocio como en la cantidad y calidad de las empresas que ya han apostado por esta completa herramienta de gestión.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.