Esta plataforma de ecommerce está valorada en 180.000 millones de euros

Alibaba, un negocio que empezó con 200 dólares

Jack Ma, fundador y presidente del gigante del comercio electrónico Alibaba, quería ser profesor de inglés de instituto, sin embargo se acabó decantando por el mundo de internet, que aunque le era totalmente desconocido, pensó que como aquella tecnología también era nueva para la mayoría, por qué no empezar desde cero.

Alibaba, un negocio que empezó con 200$ y sin saber lo que era un ordenadorJack Ma
  • linkedin
  • google+

Lo de empezar de la nada ya lo había hecho antes con el inglés, un idioma que aprendió por su cuenta cuando era niño. En el caso de Alibaba, empresa que fundó en 1999 y que en la actualidad está valorada en unos 180.000 millones de euros, Ma no sabía ni lo que era un ordenador personal, sin embargo asegura que con ganas de aprender y con un buen equipo, puedes hacer que ocurra.

Ma empezó su negocio con 200$ dólares prestados y sin saber nada de ordenadores, pero con la idea clara de que internet cambiaría el mundo. ¿Cómo consiguió Ma llevar este precario proyecto a ser la mayor plataforma de ecommerce de China y firme competidor de Amazon e eBay en el resto del mundo?

En una entrevista para la cadena CNBC, Ma desvelaba las tres razones por las que Alibaba sobrevivió a los diez primeros años: La ausencia de dinero, la ausencia de tecnología y la ausencia de un plan.

“No tenía dinero, por eso pedí prestados 200 dólares, de los que cada céntimo se gastaba con mucho cuidado, porque sabíamos que si no, moriríamos pronto”, relata Ma, quien asegura que muchas de las empresas de internet mueren no por falta de dinero, sino por tener demasiado dinero”, relata Ma quien habla por experiencia propia.

En el año 2.000, Alibaba consiguió “levantar” 5 millones de dólares y en palabras de Ma, se pensaron que eran ricos. Empezaron a contratar a los mejores profesionales, a alquilar las oficinas más bonitas etc. Pero aquello se les volvió en su contra. Como explica Ma, Alibaba era un tractor y empezó a contratar a los mejores para conducir un tractor, era como meterle un motor de avión a aquella máquina agraria. El resultado fue que el tractor acabó reventando.

En este sentido, Ma confiesa que lo que necesitaba su empresa era sobrevivir, y para esto necesitas a la gente adecuada, no a los mejores.

Volviendo al tema del dinero, para Ma, uno de los principales errores de las startups es decir que no tienen liquidez. “Muchos dicen: es que si tuviera dinero resolvería tal y cual problema”, comenta Ma, sin embargo, este emprendedor chino asegura que lo que más necesitan las startups es “gente capaz de soñar, y de morir por ese sueño”. Según Ma, resulta muy complicado encontrar ese equipo que sea crea el sueño y que trabaje unido para cumplirlo.

Por otro lado, el fundador de Alibaba opina que el dinero no debe ser una meta en sí para las empresas, razón por la que muchas sociedades acaban quebrando. Para Ma, una de las principales razones de la crisis económica fue que las compañías se olvidaron de los consumidores y sólo pensaban en conseguir más dinero.

En esta ocasión, Ma utiliza un nuevo símil para explicar la situación. “El dinero para una empresa es como la gasolina para un coche. Cuando el coche tiene la suficiente gasolina, éste tiene que echar a andar. No puede quedarse siempre repostando”, afirma.

Así, mientras el dinero no es importante, la tecnología sí lo es, asegura Ma quien contrató a los mejores ingenieros que pudo y les dio plena libertad para hacer lo que sabían hacer.

“No recuerdo haber discutido con los ingenieros en los últimos diez años, porque tampoco teníamos nada que discutir. Si ellos dicen una cosa, yo les escucho”, señala este gurú de internet.

Por otro lado, los ingenieros también escuchan a Ma, y es que este neófito de la tecnología sabe lo que la gente común quiere: simplicidad.

“Al 80% de la gente le gusta la tecnología, pero les asusta, les echa para atrás y es que no les gusta tener que leerse un libro de instrucciones para tener que utilizarla. La gente sólo quiere hacer click y obtener lo que se están buscando. Por este motivo intentamos hacer la tecnología lo más simple posible, para que todo el mundo sepa usarla”.

En otro orden de cosas, Ma se confiesa decepcionado con la sociedad americana, que durante los años más duros de la crisis se centraban en pedirle soluciones a Obama, en lugar de intentar aportarlas ellos mismos.

Se está perdiendo el sueño americano, y lo necesitamos. Necesitamos el sueño americano, el chino, el indio …”, señala.

Para Ma los empresarios son una parte muy importante de la sociedad, siendo los ciudadanos anónimos quienes deberían tomar esta responsabilidad.