• linkedin
  • google+

Tres ingenieros deciden establecer su negocio en un sector que atravesó una fuerte crisis en los inicios de la década de los noventa. “Empieza a haber una crisis con la subida del petróleo, cambios de tecnología en la manera de fabricar los motores de combustión interna, vimos que las nuevas tecnologías no funcionaban bien a largo plazo ya que los motores estaban diseñados de manera que no contaminasen en los primeros 10.000 kilómetros recorridos”, recuerda Martínez.

Para mejorar los motores que generaban fuertes contaminaciones "decidimos solucionar este problema intentando bajar el consumo con un motor con más rendimiento posible, con menos consumo posible y que no contaminase”, añade.

Para ello tuvieron que realizar una inversión de un millón de euros que han mantenido estos 14 años que lleva en funcionamiento Eco Carburante y Motor. Es un negocio que consigue crecer un 40% anual y cerró el ejercicio pasado con unos 200.000 euros de facturación.

No sólo ofrecen sus servicios en España, sino a nivel nacional y en países como Francia, Alemania, Austria, Suiza, Inglaterra, Canadá, América del Sur, Costa Rica, Paraguay, Brasil y Argentina.

Sus objetivos están bien definidos “queremos bajar los costes de mantenimiento de los motores que están entorno a un 37% y reducir todos los problemas mecánicos debido a la carbonilla y a la combustión. Bajamos el consumo entre un 15% y un 30% de consumo y hemos conseguido reducir el CO2 en venta unas 14.000 toneladas a nivel mundial”, asegura José Antonio.

“Los aditivos que fabricamos no son derivados del petróleo, no son peligrosos para el medio ambiente y somos un verdadero ahorrador de combustible y reductor de emisiones contaminantes”, ahí es donde, según Martínez, se encuentra la diferencia de su negocio frente a la competencia. Y alude a la innovación, la cercanía y el trato personalizado con sus clientes como las claves del éxito de Eco Carburante y Motor.