Empresarios y emprendedores se benefician del programa Erasmus Emprendedores

"Acogimos a un emprendedor de fuera y terminamos cerrando un acuerdo con una consultora polaca"

“Buscamos qué podíamos sacar a cambio de acoger a un emprendedor de fuera, y hemos terminando cerrando un segundo acuerdo de negociación con una consultora polaca”, cuenta Fabián Gómez, director financiero de FYG Consultores, sobre su experiencia en el programa Erasmus Emprendedores

Se trata de un programa de intercambio entre un emprendedor y un empresario de otro país de la UE José Miquel Piquer, publicista de Abasedebe, explicando su experiencia en Rumanía
  • linkedin
  • google+


Este programa, que facilita y subvencina la estancia en empresas de emprendedores comunitarios, permitió que Gómez acogiera a un emprendedor polaco durante cuatro meses.



Gómez relata a continuación los pasos que tuvo que seguir para conseguir esta beneficiosa colaboración: “En primer lugar, nos organizamos para seleccionar el país en el que queríamos implantar en un futuro nuestra consultora. Y escogimos Polonia, porque cumplía con los criterios que buscábamos. En segundo lugar, pasamos a la selección del candidato que íbamos a acoger en nuestra empresa, y por último, preparamos un plan de formación para enseñar nuestro negocio al emprendedor de acogida”, explica Gómez.



Una vez seleccionado el candidato, Gómez y el equipo de FYG observaron la evolución del emprendedor. Pasados los cuatro meses de duración del programa, decidieron dar a conocer su negocio en Polonia a través de su "huésped". Sin embargo se encontraron con algunas barreras culturales.



“Hay que tener los objetivos alineados, sino no funciona la relación entre el emprendedor y la empresa”, aconseja Gómez.



Otro caso es el de José Miquel Piquer, publicista en Abasedebe. En este caso, el intercambio sucedió al revés, y fue él quien se marchó a Rumania a una empresa de diseño y publicidad, Simbao.



“Cuando estudiaba la carrera no existía el programa Erasmus, por eso el año pasado me animé a vivir el Programa Erasmus Emprendedores viajando a Rumania para estar tres meses trabajando para Simbao”, recuerda José.



Además de aprovechar la estancia en un país desconocido, se pusó a dar clases como profesor de español “para sacarme un dinero extra”, ya que, según José, la ayuda económica para Rumania (otorgada por la Comisión Europea) era la más baja.



¿Qué ha ganado de esta experiencia? José apunta a que ha aprendido mucho de aquel país y saca las siguientes conclusiones sobre lo que ha ganado:
 



  • Viajar a un nuevo país

  • Aprender nuevo idioma

  • Nuevas sensaciones

  • Enriquecer puntos de vista

  • Modificar tus hábitos

  • Conocer nuevas culturas


Esta iniciativa de la Unión Europea pretende ser beneficiosa tanto para empresarios como para emprendedores, en la medida que subvenciona parcialmente las estancias de formación. 



En este sentido, según explica la organización, el emprendedor se beneficiará de una formación en prácticas en una empresa comunitaria, lo que les permitirá aprender de empresarios experimentados.  



Como empresario de acogida, podrás beneficiarte de una nueva perspectiva sobre tu negocio, además de conocer nuevos mercados. Asimismo, la estancia está parcialmente subvencionada por la UE.