7 consejos para emprendedores de Richard Branson

Richard Branson es un famoso empresario inglés conocido por Virgin Group, un conglomerado de aproximadamente 360 empresas dedicadas a gimnasios, compañías aéreas, compañías discográficas etc. Fue un emprendedor precoz y con 16 años creó su primera empresa que fue la revista “Student”. Branson es una de las personas más ricas del mundo según la revista Forbes.

7 consejos para emprendedores de Richard Branson7 consejos para emprendedores de Richard Branson
  • linkedin
  • google+

A lo largo de su carrera, este prestigioso empresario, ha aprendido de sus fracasos y de sus éxitos y ha dicho algunas frases de las que pueden aprender todos los emprendedores que comiencen con su proyecto o que lo tengan ya en marcha. Algunas de las frases más destacadas de Branson son las siguientes:

“No se aprende a caminar siguiendo las reglas. Se aprende caminando y cayendo”.

Un emprendedor siempre tiene su punto de locura frente a los demás. Parece que tiene una idea rara, pero es precisamente ese atrevimiento de hacer algo diferente lo que le proporciona la facultad de innovar.

Además, un emprendedor sabe que puede aprender tanto cuando tiene éxito como cuando fracasa, por lo que cada vez que comete un error o las cosas no van bien, se levanta y sigue luchando por su sueño.

“Un negocio no es más que una idea para hacerla vida de otras personas mejor”.

La base de cualquier negocio debe ser mejorar la vida de los demás en algún aspecto. Por ese motivo es esencial escuchar a nuestros futuros clientes para saber que necesidades tienen y buscar soluciones para esas necesidades.

Parece una idea obvia, pero en muchas ocasiones nos centramos en desarrollar un proyecto sin escuchar lo que dice nuestro público objetivo y eso es uno de los mayores errores que puede cometer un emprendedor.

 

 

“Si alguien te ofrece una increíble oportunidad y no estás seguro si lo puedes hacer, di que sí y entonces aprende cómo hacerlo después. Aprende sobre la marcha. Las oportunidades son pocas.”

Las oportunidades en la vida no surgen a cada momento, y en el plano profesional ocurre lo mismo. En numerosas ocasiones dejamos pasar oportunidades por miedo a no saber hacerlo bien, pero es necesario arriesgarse, salir de nuestra zona de confort y aprender.

“La mayoría de las cosas por las que usualmente nos estresamos, realmente no valen la pena”.

A lo largo del día en nuestro trabajo nos estresamos por miles de cosas y con el paso del tiempo nos damos cuenta de que no tienen ninguna importancia. Por esa razón debemos aprender a gestionar nuestro estrés y saber utilizar los miedos que sentimos a nuestro favor, como un reto a superar.

“Fija metas y haz todo lo que esté en tu poder para lograrlas”.

La planificación es la base de cualquier emprendedor. Fija metas y planifica cómo llegar a esas metas. Tener un objetivo claro y definido a alcanzar en un plazo determinado nos ayudará a enfocarnos y a mantener la ilusión y la motivación por nuestro proyecto.

“Si tus sueños no te asustan, no son lo suficientemente grandes”.

Un sueño que no te inquieta, en el que te sientes seguro, no es un sueño grande. Si sueñas a lo grande sentirás vértigo y emoción a partes iguales y tu motivación te levantará de la silla para ponerte en marcha a pesar de los temores.

“Los clientes no son lo primero. Lo primero son los empleados. Si cuidas de tus empleados ellos cuidarán de tus clientes”.

Un empleado feliz es un empleado que será más productivo y, por lo tanto, cuidará mejor a tus clientes. Piensa en tus empleados, en cómo ayudarles, cómo entenderles y sobre todo en cómo hacer todo lo posible para que trabajen felices.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.