6 tipos de clientes difíciles y cómo afrontarlos

Como emprendedores, empresarios o freelances nos enfrentamos todos los días a clientes que son difíciles de tratar, porque se muestran excesivamente exigentes, no respetan nuestro tiempo, dudan y no se deciden nunca o desconfían continuamente.

6 tipos de clientes difíciles y cómo afrontarlos6 tipos de clientes difíciles y cómo afrontarlos
  • linkedin
  • google+

Los clientes difíciles son nuestro día a día, por lo que lo mejor es conocerlos y saber cómo tratarlos para que la relación sea lo más cordial posible. Hoy te ayudamos a identificar los 6 tipos de clientes difíciles más comunes y te damos algunas pautas para que los puedas gestionar mejor.

El cliente agresivo

Podemos encontrarnos con personas que tienen un tono de voz agresivo y utilizan palabras ofensivas hacia nosotros. En estos casos debemos conservar la calma, aunque sea complicado y actuar con educación y respeto. Nuestro tono de voz debe ser bajo y pausado. Deja que hable y que exprese su opinión y no le discutas porque muchas veces lo que buscan es el conflicto.

El cliente que duda

Hay clientes que te plantean muchas dudas, que les explicas las cosas en repetidas ocasiones y no les queda claro y siguen preguntando lo mismo. Con este tipo de clientes hay que armarse de paciencia e intentar evitar las llamadas y los emails y apostar por el cara a cara para generar confianza poco a poco y que se disipen las dudas y la desconfianza.

El cliente súper exigente

Es un tipo de cliente que siempre sabe lo que quiere y nada es lo suficientemente bueno para él. Solo desea respuestas exactas a las dudas que plantea. En estos casos debemos evitar irnos por las ramas y hablar demasiado, hay que ser muy concreto y dar soluciones determinadas y enfocadas a los problemas del cliente.

El cliente nervioso

Es un cliente que habla muy rápido, no se concentra, cambia de opinión, nos dice que sí y luego a los dos minutos dice que no. En estos casos debes transmitir calma y sonreír. Cuando te haga preguntas responde de forma concreta y breve y si se decide a comprarte tu producto o servicio actúa con rapidez.

El cliente que lo sabe todo

Este cliente muestra desconfianza hacia nosotros, pone en duda nuestros conocimientos, experiencia y habilidades. Se piensa que lo sabe todo y no se deja aconsejar. Si en algún punto se equivoca, con educación y respeto muéstraselo, manteniendo siempre un tono calmado. Te pondrá a prueba y debes estar atento y tomártelo con buen humor.

El cliente invasor

Es un cliente que te llama a la hora de la comida, un sábado, cuando sabe que estas de vacaciones o un día a las once de la noche. No tiene límites y te impone que estés siempre a su servicio. En estos casos claramente hay que poner límites y establecer unas pautas de trabajo para que la relación sea duradera y fructífera.

Afrontar a clientes difíciles es algo que aprenderemos con la experiencia y con el tiempo sabremos cómo tratar a cada persona en función de sus cualidades.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.