5 técnicas de neuromarketing que puedes aplicar en tu negocio

Piensa en un anuncio de Coca Cola, en la botella por la que caen gotas de agua, en el sonido de las burbujas y de los hielos en el vaso. Todo lo que ocurre en el anuncio está pensado para despertar sensaciones en nuestro cerebro, en eso consisten las técnicas de neuromarketing.

5 técnicas de neuromarketing que puedes aplicar en tu negocio5 técnicas de neuromarketing que puedes aplicar en tu negocio
  • linkedin
  • google+

Básicamente el neuromarketing estudia cómo se toman las decisiones por parte de los consumidores y utiliza técnicas que provienen de la neurociencia en el marketing. Los expertos en neuromarketing han detectado que las decisiones a la hora de comprar un producto las tomamos de forma inconsciente y nuestro cerebro utiliza muy pocos segundos para tomar esas decisiones.

Por otro lado, en la mayor parte de las decisiones de compra el precio del producto no es determinante, sino que influyen otros muchos aspectos que tienen que ver con nuestros cinco sentidos. A continuación, te proponemos 5 sencillas técnicas de neuromarketing que podrás aplicar a tu negocio:

El ritmo de la música para favorecer las compras

Por lo general, cuando un local está lleno de gente se utiliza una música con un ritmo rápido para favorecer que las compras se hagan lo antes posible. Sin embargo, cuando hay poca gente en las tiendas se suele utilizar música suave y tranquila para alargar la estancia y lograr que la gente compre más cosas.

Precios acabados en 5, 7 y 9

Casi todos los precios en las tiendas de cualquier tipo terminan en 5,7 o 9 porque se ha comprobado que estos números suelen atraer más la atención y crean la sensación de que las cosas son más económicas, al contrario de lo que ocurre si los precios son redondos. Es decir, no vemos igual un precio que sea de 1,99 € que uno de 2 €, a pesar de haber un céntimo de diferencia el segundo parece mucho más elevado.

Productos desordenados

En determinadas tiendas o en determinados momentos del año como la época de rebajas, encontrados productos desordenados. Esto no es casualidad, puesto que se ha detectado que cuando los consumidores ven productos mal colocados piensan que son más baratos.

La ilusión de frescura

En las tiendas o en las secciones donde se venden productos frescos como frutas o verduras, se tiende a utilizar elementos que resaltan la frescura. Por ejemplo, suele haber plantas, se utilizan cajas de madera para que parezca que los productos acaban de llegar del campo o se limpia la fruta y la verdura para que tenga mejor aspecto.

El camino más largo

En muchas tiendas y supermercados encontramos continuamente cosas que nos obligan a parar. Estos elementos que hacen que nuestro camino se interrumpa y sea más largo están pensados para que nos fijemos en ofertas o para que veamos todas las partes de una tienda. En este sentido cabe destacar que los productos básicos como el pan, los huevos o la leche, suelen estar situados al final del supermercado para que hagamos todo el recorrido hasta llegar allí y compremos más cosas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.