5 razones por las que una empresa necesita liquidez

La liquidez es un elemento esencial de cualquier empresa, para poder continuar con su actividad. Básicamente si no hay liquidez no hay empresa, porque no podrás hacer frente a los pagos del día a día. La liquidez se puede definir como la capacidad de hacer frente a pagos a corto plazo.

una empresa necesita liquidez5 razones por las que una empresa necesita liquidez
  • linkedin
  • google+


A continuación  os exponemos 5 razones por las que una empresa necesita liquidez:

 



Pago de nóminas de los trabajadores.



El artículo 4.2 f) del Estatuto de los Trabajadores, establece como uno de los derechos fundamentales de los trabajadores la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida.



En este sentido, el artículo 32 del Estatuto de los Trabajadores establece una serie de garantías en relación al salario, regulando que los créditos salariales gozan de preferencia, con determinadas condiciones, sobre cualquier otro crédito.



Además el artículo 29 del mismo texto legal, especifica que “La liquidación y el pago del salario se harán puntual y documentalmente en la fecha y lugar convenidos o conforme a los usos y costumbres. El período de tiempo a que se refiere el abono de las retribuciones periódicas y regulares no podrá exceder de un mes.”

 



Pago de proveedores.



El incumplimiento en los pagos a los proveedores de la empresa, podría producir la imposibilidad de continuar con la actividad de la misma. Por ejemplo, imagina que tu empresa depende de transportistas y no los puedes pagar, esto afectaría gravemente a la situación de la empresa y al negocio en sí mismo.



En este sentido, desde el año 2013, por aplicación de la ley de morosidad (ley 15/2010), se establecieron unos plazos máximos para el pago de las operaciones comerciales de 60 días en el caso de la empresa privada y de 30 días en el caso de las Administraciones Públicas, a contar desde la entrega de los productos o servicios. En caso de retraso en el pago, la ley de morosidad, permite solicitar intereses de demora e indemnizaciones.



Por otro lado, las empresas también pueden recurrir a herramientas de pago a proveedores como el confirming, mediante el cual la empresa recurre a una entidad financiera para que gestione el pago a sus proveedores.

 



Hacer frente a los impuestos.



A lo largo del año, las empresas y los autónomos deben hacer frente al pago de impuestos como el IVA, impuesto de sociedades, IRPF etc. El impago de un impuesto en el plazo establecido genera un recargo, por lo que la deuda tributaria se hace aún mayor. Por ese motivo, es importante que las empresas y los autónomos tengan liquidez suficiente para hacer frente a sus obligaciones tributarias dentro de los plazos legalmente establecidos.

 



Invertir en innovación.



Sin dinero para invertir en innovación, la empresa quedará obsoleta y no podrá diferenciarse de su competencia. Por lo tanto, tener la posibilidad de invertir en nuevas ideas y en nuevas tecnologías es fundamental, aunque en muchas ocasiones son inversiones que no suponen un retorno inmediato.



La innovación supone no sólo que la empresa perdure en el tiempo sino que sepa adaptarse a los cambios.



El sector en el que trabajamos evoluciona y cambia de forma constante y nuestra empresa debe adaptarse a ello, ya que nuestros competidores ofrecerán nuevos productos o servicios puesto que los clientes y los proveedores demandan novedades. Si no somos capaces de innovar no podremos sobrevivir. Actualmente la competencia empresarial se basa en la diferenciación.





 



Expansión.



Para el crecimiento y expansión de las empresas, es fundamental tener liquidez. Una empresa puede crecer de dos formas:

 



  • Crecimiento interno. Mediante la apertura de nuevas sedes, contratación de empleados, apertura de filiales o sucursales, internacionalización, aumento de ventas etc.

     

  • Crecimiento externo. Este tipo de crecimiento, se puede producir de diversas formas: fusión de dos empresas, absorción de una empresa por otra etc.

    La falta de liquidez, por lo tanto, puede afectar gravemente a la actividad de la empresa, incluso a su supervivencia, por lo que es fundamental buscar formas de generar liquidez, como las que os sugerimos a continuación:

     


  • Factoring. Consiste en la cesión de las facturas pendientes de cobro a una entidad financiera para que sean adelantadas por esta, por lo que las ventas a plazo se convierten en liquidez inmediata, sin necesidad de esperar a la fecha de cobro estimada.

     

  • Descuento de pagarés. Este método de financiación consiste en el endoso del pagaré por parte de la empresa interesada a la entidad financiera, dicha entidad anticipará el importe del mismo, consiguiendo la empresa así, la liquidez necesaria para continuar con su actividad. Hay diversas empresas que se dedican a este tipo de servicios en la actualidad, debido a la gran demanda.

     

  • Aplazar el pago de impuestos. Dependiendo de la deuda tributaria que tengamos podremos solicitar a hacienda el aplazamiento del pago de impuestos, de forma que logremos cierta liquidez al no tener que abonar toda la deuda tributaria de una sola vez.


 



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.