5 maneras frecuentes con las que una empresa pierde productividad

En el mundo de la empresa es clave que se pueda contar con un plan de operaciones efectivo y dinámico, donde todo esté bien pensado y donde todo funcione como un engranaje bien engrasado; pero claro, la realidad es otra bien diferente, y lo que os podréis encontrar en las empresas son mil y un casos de incompetencias, falta de responsabilidades y mil problemas más que pueden acarrear serios problemas para la subsistencia de la compañía. 

formas de perder productividad5 maneras frecuentes con las que una empresa pierde productividad
  • linkedin
  • google+

De ahí que en esta ocasión vayamos a ver cuáles son algunas de las maneras más frecuentes por las que las empresas pierden productividad.

  • Distribución errónea de las funciones

Debe existir un manual para cada puesto de trabajo, un documento al que los empleados puedan recurrir para saber en todo momento qué es lo que deben hacer cuando tienen dudas.

También sería interesante indicar en este punto cómo los trabajadores que ocupen los diversos puestos deben ser retribuidos de manera correcta, además de que deben contar con la formación y la experiencia adecuadas. Esta balanza, que muchos empresarios no acaban de comprender, hará que las garantías de éxito a la hora de cumplir con las funciones relacionadas al puesto, sean superiores.

  • Distribución errónea de los turnos laborales

Hay que hacerse con un software específico para poder llevar de manera precisa la tabla de horarios de los trabajadores; que tenga en cuenta los días especiales como feriados, que vea por la distribución legal de las jornadas, y que además haga la distribución final teniendo en cuenta la carga de trabajo esperada.

  • Fallos en el inventario y en el control de compras

Una de las principales fallos que tienen las pymes de cara a la productividad pasa por el inventario, el sistema de almacenamiento, el control del stock y la gestión de las compras.

Nuevamente hay que apoyarse en las tecnologías, pues se hace necesario el hecho de llevar un control informatizado de lo que se dispone y de lo que no. Si esta parte falla puede haber problemas a la hora de vender productos que realmente no se tienen, se pueden hacer compras de artículos que sí hay pero no figuran por ningún lado, se gastan horas de trabajo innecesariamente y mucho más.

En este apartado también hay que tener un especial cuidado en lo referente a las compras, pues resulta que si se escoge mal un producto, si se negocia mal un pecio o unas condiciones, y si no se tiene la experiencia suficiente en este campo, las consecuencias podrían ser nefastas para la productividad de la empresa. También hay que tener mucho cuidado con las empresas proveedoras, ya que si os encontráis con una que tenga problemas económicos, o que incluso esté inscrita en el RAI, podréis encontraros con falta de stock en el momento que más podáis necesitar. Para aseguraros este punto, lo mejor que podéis hacer es contratar los informes de riesgo de Infocif. Con apenas unos clics sabréis de manera certera la fiabilidad en las operaciones de la empresa proveedora.

  • Exceso de endeudamiento

Hay empresas que basan su crecimiento en deuda, para a continuación solventarla con los beneficios extra obtenidos por la inversión. Esto tiene un problema, y es que a veces las cuentas no cuadran etc.

  • Falta de delegación

Un caso típico que se puede ver en muchas pymes es el del empresario que es reacio a que los empleados, aún a pesar de que estén perfectamente capacitados, se hagan cargo de las funciones. Hay que saber delegar funciones, pues de otra manera no habrá manera de hacer crecer una empresa o de gestionarla como debería ser.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.