5 Formas de aumentar la productividad en tu empresa

Trabajar mucho no significa trabajar bien. Los emprendedores trabajamos horas extras y además solemos consultar el correo a todas horas e incluso dormir con el móvil al lado de la cama y eso no supone que seamos productivos.

5 Formas de aumentar la productividad en tu empresa5 Formas de aumentar la productividad en tu empresa
  • linkedin
  • google+

Pero trabajar mucho no siempre es beneficioso para la empresa, sólo lo es cuando resulta necesario, y no siempre es necesario. La productividad es la relación entre los resultados y los recursos que invertiste para obtener esos resultados.

En Suecia, por ejemplo, ya se han empezado a probar la reducción de la jornada laboral a 6 horas manteniendo el salario, para lograr aumentar la productividad y el resultado está siendo bastante positivo, ya que los trabajadores pueden disfrutar de más tiempo libre y por lo tanto trabajan mejor y son más productivos, a la vez que se producen menos bajas por enfermedad.

España es el sexto país del mundo donde más se trabaja y la implantación del modelo sueco parece un sueño. La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles entiende que las jornadas laborales prolongadas perjudican la calidad de vida de las personas y no son rentables para las empresas, por lo que solicitan las modificaciones legislativas necesarias para que los horarios sean más racionales en España.

A continuación te vamos a proponer 4 formas para que puedas incrementar tu productividad y aprovechar al máximo tu tiempo de trabajo, de forma que logres reducir el tiempo dedicado a trabajar y que éste sea más efectivo.

1.- Planifica.

La regla de oro para lograr una mayor productividad es planificar. Esto se puede hacer no sólo a nivel personal sino también a nivel empresarial. Se trata de fijar unos objetivos semanales y planificar las acciones diarias necesarias para alcanzar esos objetivos. Debe tratarse de objetivos determinados y cuantificables, de forma que se puede medir si se ha alcanzado el resultado. Por otro lado, debe tratarse de objetivos realistas, ya que en caso contrario nos producirá frustración no poder alcanzarlos.

2.- Prioriza.

Es fundamental también a la hora de realizar la planificación, priorizar unas tareas sobre otras. La norma fundamental es que se prioricen aquellas tareas que suponen mayores ingresos para la empresa sobre aquellas que suponen menos ingresos o ningún ingreso.

3.- Aprende a decir que no.

A veces nos cuesta mucho negarnos a hacer algo que va a suponer una gran cantidad de tiempo y no tiene ningún retorno para nuestra empresa o no compensa. En estos casos es necesario pensar en qué le interesa más a la empresa y aprender a negarnos a hacer cosas que ocupan nuestro tiempo sin dar ningún beneficio.

4.- Descansa cada cierto tiempo.

Como decíamos trabajar durante mucho tiempo no es sinónimo de trabajar bien, es necesario realizar pausas de unos 15 o 20 minutos cada dos horas aproximadamente para poder descansar. Puedes leer tu periódico favorito, salir a dar una vuelta, tomar un café etc. Lo importante es que por un momento desconectes de tu trabajo.

5.- Delega.

Delegar puede resultar complicado porque nos da la impresión de que la persona que va a hacer el trabajo lo hará de forma diferente, pero eso no significa que esté mal, sino que cada uno tenemos nuestra forma de trabajar. Es importante invertir un tiempo inicial en formar a otras personas para poder delegar más tarde en ellas trabajos que nos llevan mucho tiempo y que son delegables, como por ejemplo, las tareas administrativas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.