5 consejos para vender en Latinoamérica

En los tiempos que corren es necesario ampliar el punto de vista y extenderse a otros mercados, pues de otra manera la capacidad de desarrollo es muy limitada y tediosa.

5 consejos para vender en Latinoamérica5 consejos para vender en Latinoamérica
  • linkedin
  • google+

Ahora bien, exportar no es algo tan sencillo como podría parecer, pues más allá de tener que encontrar al cliente hay que conocer con quién se está tratando para que las negociaciones lleguen a buen puerto. Y, ¿dónde hacer negocio en los tiempos que corren? Pues una de las mejores opciones es Latinoamérica, una tierra virgen para multitud de propuestas. De ahí que en esta ocasión vayamos a ver una serie de consejos para poder entrar en el mercado latinoamericano con garantías.

Cómo vender en Latinoamérica

  • Contactad con una distribuidora local

Latinoamérica tiene un tejido empresarial compuesto por compañías pequeñas o microempresas, además de por un mercado informal más que considerable; y ello quiere decir que no es sencillo entrar con fuerza en estos mercados si no se tiene una red de ventas a pie de calle. Y claro, como os podréis imaginar, no todos tienen la capacidad de hacer algo así. Entonces, ¿cómo hacer si no se tienen recursos suficientes para luchar de tú a tú con los grandes? Pues sencilla y llanamente buscando distribuidores por la zona.

Esta vía os dará la posibilidad de emplear la red de ventas y la cartera de clientes de una comercializadora simplemente con llegar a un acuerdo con ella. No tendréis que poner vendedores en la calle, no tendréis que andar haciendo cientos de llamadas, no tendréis que preocuparos por toda la documentación local, y además ahorraréis un montón en trámites de todo tipo. Ahora bien, como imaginaréis, todo esto es a cambio de una comisión o un precio especial donde el distribuidor pueda sacar márgenes.

  • Adaptad los formatos

Cierto es que en Latinoamérica mayormente hablan nuestra propia lengua, y que la cultura es medianamente parecida, pero eso no quita a que haya diferencias considerables en cuanto a los gustos de los mercados locales y demás. Hay que diseñar un empaquetado nuevo y práctico para almacenar y vender en el comercio de destino.

Obviamente, si resulta que estáis mandando productos a un país como Brasil o la Guyana francesa, tendréis que adecuar todo a los correspondientes idiomas. Recordad que Latinoamérica no es lo mismo que Hispanoamérica.

 

  • Campaña de comunicación específica

Como en todos los sitios, en Latinoamérica, para vender, también tendréis que desarrollar una campaña de publicidad para hacer conocida vuestra marca. Pero, ¿vale cualquier anuncio? Pues no, ya que no tendría sentido que emplearais los mismos términos que los utilizados en los anuncios de España, ya que si bien es el mismo idioma, la terminología no siempre cuadra.

Por esa razón, y para evitaros problemas, lo mejor sería que os pusierais en contacto con una agencia de comunicación local que os asesorara en base a vuestro proyecto y el mercado al que os estáis dirigiendo, ya que cuanta más sensación de cercanía se transmita al consumidor más proclive estará para comprar.

  • Imagen corporativa

Uno de los problemas que uno se encuentra en Latinoamérica a la hora de hacer negocios es que la clase empresarial, y en líneas generales todos los cuadros directivos, dan una importancia vital a la presencia que se dé.

  • Etiquetado del origen

Se da un valor exagerado a todo lo que llegue del extranjero, percibiendo que por ir de otro sitio es mejor o menos. Si pone “Made in USA”, “Made in UE” o “Hecho en España”, el producto tiene más potencial de venderse en los lineales de las tiendas.

  • Bonus: sistemas de puntos

En los países latinoamericanos tienden a emplear mucho las tarjetas de puntos que dan algunas empresas para obtener descuentos o regalos, por lo que os podríais plantear un sistema similar o una manera de dar descuentos comprando una cantidad determinada. Aquí también entran en juego los concursos y similares.

En definitiva necesitaréis planear bien la estrategia a llevar y contar mucho con el modo de vida en los países locales. De igual manera, si bien no es estrictamente necesario, os convendría tener un socio capitalista que os pudiera dar financiación para operar con ciertas garantías. Ahora bien, no vayáis a firmar acuerdo alguno por la emoción y evaluad antes a las personas o empresas con las que os asociáis. Y para ello nada mejor que los informes de riesgo de Infocif, un buen sistema mediante el cual, con apenas unos clics, conseguiréis haceros con toda la información de los administradores y empresas nacionales.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.