4 secretos para gestionar a un jefe tóxico

¿No soportas a tu jefe? ¿Cada día te vas a casa enfadado por algo que tu jefe ha dicho o ha hecho? Es el momento de aprender a gestionar a un jefe tóxico. Te contamos 4 secretos para que te ayuden en tu día a día.

4 secretos para gestionar a un jefe tóxico4 secretos para gestionar a un jefe tóxico
  • linkedin
  • google+

Seguro que has tenido diversos trabajos a lo largo de tu vida profesional y has convivido profesionalmente con compañeros complicados o con jefes con los que era imposible comunicarse. Puede que hayas trabajado con personas tóxicas.

¿Cómo es un jefe tóxico?

Antes de nada, es preciso identificar al jefe tóxico para luego aprender a gestionar la situación con él. Los rasgos que suelen caracterizar a un jefe tóxico son los siguientes:

 

  • Es una persona que grita y lo hace con frecuencia.
  • Trata de imponer su criterio y no escucha a los demás.
  • Infunde ansiedad, miedo y estrés a sus subordinados.
  • No genera confianza porque no cumple lo que promete.
  • Da órdenes y espera que se cumplan, nunca trabaja codo con codo.
  • Suele actuar a la defensiva, incluso cuando se le plantean aspectos a mejorar.
  • No reconoce el trabajo de los empleados ni su esfuerzo.

Todo lo anterior supone que se genere un mal ambiente de trabajo y que se reduzca la productividad de los trabajadores y de las empresas.

Secretos para lidiar con un jefe tóxico

Lidiar con un jefe tóxico es complicado porque requiere fuerza de voluntad y determinación para hacernos respetar y evitar que esa persona nos amargue la vida en el trabajo. Te proponemos 4 secretos para gestionar a un jefe tóxico, que son los siguientes:

Documenta todo por escrito

Por lo general, como decíamos anteriormente, un jefe tóxico promete algo y no lo cumple. Por ese motivo y para que no haya confusiones lo mejor es que todo se documente por escrito. Si tienes alguna duda que necesitas que resuelva envía la duda por correo electrónico, si es preciso que tu jefe tome una decisión sobre algún tema, también pregunta por escrito y que te responda por escrito.

Que todo quede documentado en correos electrónicos te permitirá tener claro lo ocurrido y defender tu posición en el caso en que exista alguna disputa.

Hazte respetar

No permitas que nadie te falte al respeto o que no tenga en cuenta tu tiempo de ocio o de descanso. Pon límites y habla claramente con respeto y empatía para que tu jefe conozca tus opiniones.

Desconecta

Cuando trabajas con un jefe tóxico sales de trabajar y sigues dándole vueltas a lo ocurrido durante el día. Es imprescindible que desconectes y que separes tu vida personal de la profesional. Apaga el móvil y disfruta de tu vida y de la compañía de las personas que te quieren.

Valora cambiar de trabajo

Como último recurso y teniendo en cuenta tus circunstancias, puedes valorar un cambio de trabajo. Para evitar estar un tiempo si trabajar busca un nuevo empleo sin dejar tu antiguo trabajo y empezarás a ver la luz al final del túnel.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.