2021 fecha del primer coche autónomo de Ford

El primer vehículo autónomo de Ford se pondrá a la venta en 2021

2021 fecha del primer coche autónomo de Ford2021 fecha del primer coche autónomo de Ford
  • linkedin
  • google+

Será un automóvil de buen volumen de ventas que no tendrá volante ni pedales. Para hacer esto posible la marca del famoso óvalo colabora con cuatro startups y ha duplicado el equipo de trabajadores que desarrollan el proyecto en Silicon Valley. Estamos ante la apuesta definitiva por el coche sin conductor.

La próxima década dice el presidente de Ford Mark Fields que va a estar marcada por un automóvil automatizado, donde los vehículos autónomos tendrán un importante efecto en nuestra sociedad. Aludió a que están volcados en poner en marcha un coche que mejore la seguridad y resuelva desafíos sociales y medioambientales que afectan al mundo, no solo a los que pueden permitirse comprar un coche de elevado precio.

El plan Ford Smart Mobility busca convertirles en líderes en vehículos autónomos, movilidad, conectividad, usabilidad y análisis de datos, un terreno donde casi todos los fabricantes están trabajando en mayor o menor medida.

Con una base de más de 10 años investigando en conducción autónoma, el primer Ford íntegramente autónomo no tendrá volante, ni pedales de freno o acelerador. Su diseño busca ofrecer comercialmente un servicio de movilidad y estará disponible a gran escala. 2021 es la fecha donde llegarán las primeras unidades operativas.

Ford en 2016 ha triplicado la flota de pruebas de coches autónomos, que la convierten en la más grande de cualquier fabricante de coches, siendo 30 Fusion Hybrid los que circulan por las carreteras estadounidense y que se triplicarán en 2017 de nuevo.

Para alcanzar su objetivo en 2021, trabajan en cuatro proyectos colaborativos en aspectos como algoritmos, LiDAR, mapas 3D y sensores de cámara y radar. Velodyne es la empresa en sensores LiDAR que busca producir en serie un sensor específico para la automoción más asequible que los que se usan actualmente.

Ford va a comprar la empresa SAIPS que tiene sede en Israel para aumentar los conocimientos de la compañía en inteligencia artificial y visión computerizada. Esta empresa ha desarrollado soluciones algorítmicas en sectores como el procesamiento de imágenes y vídeos, visión y aprendizaje computerizado o clasificación de señales. Toda esta tecnología ayudará a que los coches autónomos de Ford aprendan y se adapten al entorno que les rodea fácilmente.

Pero Ford tiene más colaboraciones, como en el caso de su acuerdo con Nirenberg Neuroscience, compañía que consiguió descifrar el código neurológico que usa el ojo para transmitir información visual al cerebro, lo que ha permitido el desarrollo de una potente máquina de visión para el reconocimiento de objetos, reconocimiento facial, desarrollo de la navegación y demás avances. Esto hará posible llevar una inteligencia casi humana a los módulos de aprendizaje del conductor virtual de su automóvil autónomo.

Por último, destacamos la inversión en Civil Maps de Ford, una compañía que amplía el desarrollo de las capacidades de los mapas 3D de alta resolución. Civil Maps es pionera en un tipo de técnica de mapeado en 3D que es más eficiente que los procesos actuales, lo que permitirá a Ford desarrollar mapas en 3D de alta resolución que son los que sirven como base del conocimiento de los vehículos autónomos sobre el entorno.

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.