• linkedin
  • google+

El consumo de energía de las empresas, que tributa ahora a 0,65 euros el gigajulio, se rebajará a 0,15 euros cuando sea para consumo interno.

Esta reducción, que se calcula que afectará a mil empresas en España, tendrá carácter retroactivo y, por lo tanto, se devolverá a las empresas lo que paguen desde enero a julio, cuando está previsto que entre en vigor el decreto que regulará esta medida.