• linkedin
  • google+

“Es un mercado muy próspero y España debe ser el nuevo socio comercial de Croacia”, señaló  Arias tras asegurar que las pymes españolas deben “posicionarse ya”. El agregado económico y comercial también recordó que el país recibirá de la UE entre 2014 y 2020 más de 13.710 millones de euros, aparte de fondos del Banco Mundial o del Banco Europeo de Inversiones.

Las oportunidades de negocio surgen en sectores como el medioambiente, la energía, la construcción, el transporte o el turismo.

No obstante, Arias indica que Croacia es un país “muy nacionalista” y que actualmente las inversiones extranjeras entran sobre todo por la vía de las privatizaciones. No duda en aseverar que es “absolutamente necesario” entrar de la mano de un socio local, que ayude a superar la compleja administración croata, la burocracia y la lengua.

Croacia es la puerta de los Balcanes y es importante estar ahí porque en un futuro, cuando se incorporen Macedonia, Bosnia-Herzegovina y Serbia, habrá un futuro en el este europeo”, resaltó.

El profesor de economía del IE Business School Juan Carlos Martínez Lázaro destacó que las empresas españolas pueden hacer un papel importante en la modernización de la economía croata y prevé que las exportaciones e inversiones españolas aumenten.

También el experto en Europa del Real Instituto Elcano Ignacio Molina considera que el comercio bilateral puede duplicarse o incluso cuadruplicarse.

Para fomentar estas inversiones con España el ICEX organiza varios foros empresariales. El objetivo es ponerlas en contacto con las grandes empresas públicas del país para introducirlas en posibles licitaciones y concesión de proyectos.

La balanza comercial entre España y Croacia arrojó un superávit en 2012 de 193,3 millones de euros debido a unas exportaciones por valor de 234,2 millones y unas importaciones de 40,8 millones.