• linkedin
  • google+

Esto significa que Castellón paga casi siete veces más rápido que la media nacional, que según la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) fue de 148 durante 2012. Además, desde esta diputación aseguran no haber tenido que pagar ningún tipo de interés por demora alguna en sus pagos.

Según señaló el vicepresidente provincial del Área Económica, Miguel Barrachina, esto permitió pagar 1.575 facturas en los tres primeros meses del año, con un volumen de 6.680.000 € y un plazo medio 22,4 días.

Barrachina resaltó la importancia de que “las empresas sigan confiando en la provincia para seguir ofreciendo a los ciudadanos los mejores servicios”.

Por otro lado, el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, vinculó el cobro de su sueldo al plazo de pago a proveedores, por lo tanto, desde esta administración se asegura que Moliner no cobra su nómina hasta que el último de los proveedores de la diputación haya hecho lo propio. Asimismo, esta administración recuerda que Moliner es el único cargo público de España que se ha impuesto esta cláusula para percibir sus honorarios.