Ucrania y sus dudas respecto a Trump

El país del este europeo tiene dudas legítimas sobre cómo actuará la nueva administración estadounidense

Ucrania y sus dudas respecto a TrumpUcrania y sus dudas respecto a Trump
  • linkedin
  • google+

La victoria de Donald Trump puso en alerta a Kiev. Los motivos para que Ucrania estuviese en alerta con el nuevo presidente de los Estados Unidos son múltiples.

Dudas lógicas

En la campaña, el presidente no paró de elogiar a Vladimir Putin y expresó que estaba en contra de que Rusia devuelva Crimea a Ucrania. Se ha hablado mucho de un pacto entre Trump y Putin sobre Siria. Las malas lenguas dicen que Ucrania podría ser uno de los puntos a negociar por Putin.

La administración estadounidense dejó su abastecimiento de armamento pesado a Ucrania, pero sí que le ha dado ayuda de carácter económico, imponiendo sanciones económicas contra Rusia para mostrar el desacuerdo con sus acciones. Ucrania ha sido una de las perdedoras de la famosa noche electoral norteamericana. Las autoridades de Ucrania no escondieron en campaña que preferían que la victoria se decantase por Hillary Clinton.

El responsable de la campaña de Trump, Paul Manafort tuvo que dimitir al salir a la opinión pública que recibió pagos ilegales por el asesoramiento a Viktor Yanukovytch, el cual fue depuesto después del Maidán.

Estados Unidos ha estado apoyando el gobierno de Ucrania desde el Maidán en 2014, los detractores del gobierno actual han afirmado que Poroshenko, pese a su apariencia de defender valores democráticos, sigue teniendo prácticas más cercanas a la corrupción y a seguir relacionándose con oligarcas.

Existen parlamentarios de la oposición de Ucrania, que piensan que la presidencia de Trump hará posible hacer más presión para poder reformar el sistema. Creen que Trump dará ayuda financiera y según ellos controlará la gestión de ese dinero.

El gobierno ucraniano no tuvo reparos en mostrar que quería que ganara Clinton, pero ahora se muestra optimista y quieren pensar que las personas que rodean a Trump tendrán un comportamiento como republicanos tradicionales y que demuestren su firmeza con Rusia.

Curiosamente Obama ha sido el primer presidente de Estados Unidos que no hizo un viaje oficial al país. Ha tenido dos mandatos, pero por alguna razón no quiso visitar Ucrania, pese a que quizás era uno de los países que lo necesitaba. Quizás han sido ganas de no complicar más las cosas.

Veremos qué ocurrirá en el caso de Trump. Desde Ucrania muchos opinan que la sintonía entre Putin y Trump no durará mucho, pues el norteamericano tiene mucho temperamento y Putin no se queda atrás.

Iremos viendo que ocurre, pues queda un largo mandato para Donald Trump. Ucrania, como el resto del mundo irá viendo cómo se va manejando el nuevo presidente de la nación más poderosa del mundo.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.