Fotografía instantánea, la vuelta de un clásico que triunfa en todos los eventos

La fotografía instantánea ha sido protagonista destacada dentro del mundo fotográfico a lo largo de su historia. Viviendo épocas de auge, y otras más tranquilas, todo el mundo ha disfrutado alguna vez haciendo una fotografía con una mítica cámara Polaroid, y comprobando cómo se revelaba y positivaba en un minuto. La fotografía instantánea fue buque insignia de la empresa que la lanzó al mercado, hasta que aterrizaron en él las cámaras digitales.  

Fotografía instantánea, la vuelta de un clásico que triunfa en todos los eventosFotografía instantánea, la vuelta de un clásico que triunfa en todos los eventos
  • linkedin
  • google+


Hoy en día, no hay evento que se precie que no cuente con una de éstas cámaras como invitada, haciendo las delicias del resto de invitados en photocalls y llenando los libros de recuerdo del evento con imágenes divertidas y algo nostálgicas.



Son muchos los emprendedores que han visto el potencial que tienen este tipo de cámaras, en una época en la que lo digital siempre está muy presente, pero que lo vintage y analógico también pisa fuerte en muchos sectores y entre gran parte del público.



Con la aparición de nuevos modelos de cámaras, más compactos y con diseños que encandilan, las instantáneas son ya un "must" en bodas y eventos de todo tipo, junto con las mesas dulces, las de sushi o los photocalls personalizados según el sarao.



El nacimiento de las Polaroid se lo debemos a Edwin H. Land, que en 1928 logró desarrollar el primer filtro polarizador sintético, algo que suena muy complicado pero que, tras años de desarrollo, le permitió fundar en 1932 los laboratorios Land-Wheelwright que en 1935 pasaron a llamarse Polaroid. Con su invento, comercializado en 1937, dio opción a múltiples aplicaciones, algunas de ellas muy útiles para el ejército, del  que fue importante suministrador durante la Segunda Guerra Mundial.



Pero fue en 1947 y ante la Sociedad Óptica Estadounidense donde presentó la primera fotografía instantánea. Con aplicaciones más pacíficas, la cámara revelaba y positivaba imágenes en tan solo un minuto. El producto estrella de su compañía hasta la llegada de la era digital, cuando las cámaras digitales irrumpieron en el mercado para revolucionarlo de nuevo.



Polaroid se hizo rápido con la fama, y aumentó el número de fieles seguidores con el paso del tiempo, durante la década de los años 60, 70 y 80 documentaron cada cambio social y cada acontecimiento familiar. Quién no ha tenido una de estas cámaras alguna vez y ha disfrutado con ella. Pero en 2008, sus seguidores y usuarios incondicionales se enteraban de que la empresa dejaba de fabricar la película para sus cámaras.





Que no cunda el pánico, aparecieron dos valientes que no querían dejar morir este tipo de fotografía, André Bosman, ex-empleado de Polaroid, y Florian Kaps, que fue director de la Sociedad Lomográfica Internacional. Bosman y Kaps se lanzaron a su salvación y crearon The Impossible Project, que funciona a pleno rendimiento desde 2010.



Primero consiguieron fondos de inversores privados y compraron la única fábrica que seguía fabricando la película para estas cámaras, contrataron a 10 empleados y se pusieron a trabajar, produciendo más y más película instantánea para las cámaras clásicas de la firma.



Durante 2014, vendieron más de un millón de paquetes de su papel fotográfico, y estiman en unos 200.000 los usuarios de su servicio. Aunque podamos creer que estos usuarios deben ser nostálgicos de las instantáneas, nada más lejos de la realidad. Resulta que según los datos, el grupo demográfico más emocionado con su iniciativa es el que abarca a usuarios de los 16 a los 25 años, probablemente nunca tuvieron la oportunidad de manejar una Polaroid cuando aún eran populares en su época original, pero desde luego se sienten atraídos por ellas y son una buena cuota de mercado.



Basta darse una vuelta por la Red para descubrir diferentes páginas que prestan servicios de alquiler de cámaras instantáneas para eventos de todo tipo, casi siempre acompañadas de otros servicios para completar el paquete. Algunas incluso han rescatado modelos antiguos que gracias al renacer del papel fotográfico de la mano de The Impossible Project, han renacido también.



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.