Seat reduce la producción de modelos diésel

En cuatro años y medio, se hace patente que el diésel ha ido perdiendo cierto protagonismo para la marca española

Seat reduce la producción de modelos diéselSeat reduce la producción de modelos diésel
  • linkedin
  • google+

Seat ha decidido recortar la producción de motores diésel desde que se produjera el estallido del “dieselgate”, el cual fue un duro golpe para su matriz, la multinacional teutona Volkswagen.

Si miramos los datos a 30 de junio de 2016 hay que tener en cuenta de que solo eran motores diésel el 34% de los que coches que fabrican, si miramos los datos remontándonos unos meses atrás en el tiempo, el 31 de diciembre de 2015. A pesar de esto, desde Seat se descarta que tenga que ver con todo el asunto de los motores trucados, expresando que está enmarcado más a una tendencia general del mercado.

La patronal ANFAC ha aportado datos en los que se muestra claramente que las ventas de diésel en nuestro país llevan cayendo desde hace varios años, algo a lo que ha ayudado que la gasolina se encuentre en mínimos históricos.

Los datos son claros, si la venta de vehículos diésel al finalizar 2015 eran del 62,9 %, en junio cayeron al 57%. El total del mercado español ha perdido casi seis puntos porcentuales en la primera mitad del año. Unas cifras que son el doble de lo que ha rebajado Seat la producción de motores diésel en ese mismo periodo que fueron de 3 puntos.

 

 

La producción de diésel de Seat en 2012 era de más de 154.000 vehículos, al cierre de 2015 había fabricado 176.000, un total de 22.000 más. Esto nos dice bien claro que, aunque los motores diésel pierdan peso relativo, en términos totales, se hacen incluso más coches diésel que entonces gracias a la recuperación económica.

Aunque el diésel haya bajado sigue suponiendo más de la mitad de las ventas. Podemos concluir que vistas las perspectivas que tenían los analistas sobre el daño económico que iba a provocar en el mercado la crisis del diésel fueron exageradas en exceso.

El famoso caso de los motores trucados parece que no ha afectado al grupo Volkswagen, un impacto que prácticamente ni ha notado la multinacional en el mercado español. Por lo que podemos decir que en España el daño reputacional no ha tenido un reflejo en las ventas.

Lo que sí es cierto es que Seat ha descendido en ventas, un 6,8 % menos que el semestre anterior. En este caso los expertos aluden este resultado no al “dieselgate”, sino a que el Altea se ha dejado de vender y que el nuevo SUV Ateca no estaba en el mercado, el típico periodo en el que se ajustan las ventas debido al nacimiento y ocaso de los modelos.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.