¿Se debería enseñar a los niños a emprender en los colegios?

Emprender se puede enseñar desde niños, porque los niños tienen una gran creatividad y no tienen miedo al riesgo.

¿Se debería enseñar a los niños a emprender en los colegios?¿Se debería enseñar a los niños a emprender en los colegios?
  • linkedin
  • google+

Desde pequeños aprendemos matemáticas, literatura, filosofía, geometría y al llegar a la universidad la mayoría de nosotros estudia Derecho, Económicas, Empresariales, alguna ingeniería… Pero ¿y si queremos desarrollar nuestro propio negocio, nos enseñan todo lo necesario? Probablemente no, porque todo emprendedor es un mar de dudas, de incertidumbre, sobro todo por la falta de herramientas y de habilidades que no sabe que posee porque nadie le ha ayudado a desarrollarlas.

A mediados del año pasado se introdujo la idea, a través de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), de que el emprendimiento llegara a los colegios y la Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana dijo que el emprendimiento se iba a estudiar como asignatura en los colegios. Pero, en este punto, es fundamental plantearse una pregunta: ¿cómo enseñar a emprender?

Algunos expertos opinan que enseñar a los más jóvenes iniciativa empresarial es fundamental, porque los niños nacen con una imaginación desbordante, una energía sin límites y no tienen miedo a nada, por lo que toman riesgos. Pero todo eso se pierde a lo largo del tiempo si no se cultivan y se cuidan esas capacidades innatas. Lo que ocurre es que por lo general el sistema educativo enseña a los niños a seguir el mismo patrón y a buscar los mismos resultados, sin valorar lo espacial y único que hay en cada niño. No se trata sólo de creatividad, porque muchas de las habilidades de los emprendedores los niños las tienen “de serie”.

En Estados Unidos ya se están desarrollando programas para enseñar a emprender a los niños, clases y campamentos que se crean para que los más jóvenes se empapen del espíritu emprendedor desde muy pequeños.

La mayor parte de las clases sobre emprendimiento para niños tienen el mismo formato: se plantea a los niños un problema para que se enfrenten a él, se les da la tarea de encontrar una solución, se forman grupos y se ejecuta la idea. El problema inicial suele estar relacionado con temas que interesan a los niños como los helados, el lego, las tartas etc.

En definitiva, se trata de no eliminar las habilidades emprendedoras de los niños sino de fomentarlas y de que en un futuro puedan desarrollar su vocación si así lo desean. Pero también hay detractores en relación a la enseñanza del emprendimiento, porque se entiende que no todos los niños tienen esa vocación ya que cada uno es distinto. Sin embargo, sí sería bueno poder tener la posibilidad de estudiar asignaturas relacionadas con el emprendimiento para que se puedan ver las habilidades de cada niño.

 

Añadir nuevo comentario