Portugal ya no solo es turismo de sol y playa según su gobierno

El país vecino amplia sus horizontes económicos en el turismo

Portugal ya no solo es turismo de sol y playa según su gobiernoPortugal ya no solo es turismo de sol y playa según su gobierno
  • linkedin
  • google+

El ministro de Economía portugués, Manuel Caldeira Cabral, aseguró hace unos días en entrevista a EFE, que el turismo en Portugal sigue creciendo en los últimos años y hace tiempo que ya no es solo turismo de sol y playa.

En los últimos tres años se produjeron crecimientos próximos al 10% al año en el número de turistas, creciendo tanto el valor por la habitación como el valor que se ha creado, algo que, según palabras de su ministro, hace que no solo crezca, sino que también lo esté haciendo en calidad. Se ha diversificado, además, ya que, además del tradicional turismo de sol y playa se ha añadido el crecimiento registrado en el turismo de visitas a ciudades de todo el país y el turismo corporativo.

Existen multitud de empresas y asociaciones empresariales que están eligiendo a Portugal para realizar sus congresos, ya que el país les ofrece unas condiciones de acogida bastante interesantes, tanto de infraestructuras tecnológicas, como de enlaces a la hora de tomar vuelos de una hostelería que sabe responder a las necesidades de la clientela con precios bastante competitivos.

En esto, coinciden con España, ya que tiene un clima favorable que ayuda a que se puedan atraer los eventos en meses de temporada baja. Una baza importante que puede verse en Congresos como el Web Summit que atrae a 50.000 personas a Lisboa. Mirando los datos que la Agencia usa para la Inversión y el Comercio Externo, el turismo llega a aportar el 10% del PIB, un porcentaje que está aumentando en los últimos años y que parece que seguirá incrementándose.

Portugal debe aprovechar todos los condicionantes de un buen clima y unos precios que en ocasiones pueden ser más competitivos incluso que los de España. Para ello tienen un margen de maniobra que claro está debe aprovecharse mejorando aún más las infraestructuras, aunque está claro que el paso hacia delante que han dado en estos últimos años ha sido definitivo.

De no haber sido la crisis tan dura, el crecimiento de Portugal podría haber ido bastante más rápido, pero esperan que ahora que ya va mejorando el panorama puedan seguir luchando por ser uno de los países principales no solo en turismo de sol y playa, sino de recepción de Congresos, el cual suele ser bastante jugoso para las compañías hoteleras y que ayuda y mucho a combatir las temidas temporadas bajas.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.