Los Seguros. Tipología y Fiscalidad. Seguro de Vida-Ahorro y Vida.

Como hemos visto en entradas anteriores, los Seguros son negocios jurídicos muy presentes en el tráfico cotidiano y tienen su incidencia a nivel fiscal, por mucho que en la mayoría de veces sea un aspecto que se tome como poco importante o directamente no se tenga en cuenta.

Los Seguros. Tipología y Fiscalidad. Seguro de Vida-Ahorro y Vida.Los Seguros. Tipología y Fiscalidad. Seguro de Vida-Ahorro y Vida.
  • linkedin
  • google+

Ya analizamos el Seguro de Coche y el Seguro de Hogar y su afectación al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, además de los Seguros de Salud y de Accidentes. Pues bien, vamos a profundizar respecto a los Seguros de Vida-Ahorro y Vida.

SEGURO DE VIDA-AHORRO.

Debemos tomar en consideración que la Fiscalidad del Seguro de Vida no es tan simple como puede ser, por ejemplo, la del Seguro del Hogar o de Accidentes, dado que también puede destacar por ser un producto combinado, esto es, porque se haya producido la inclusión de productos financieros de ahorro a largo plazo. Es en este sentido, principalmente, que las aportaciones no llevan aparejado un derecho a deducción en la Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Debemos tener en cuenta que si bien esta es la regla general, como suele ser habitual existe una excepción: los Planes de Previsión Asegurados o PPA, respecto a los cuales ya profundizamos en una entrada anterior, permiten la aplicación de una reducción de los Rendimientos de Trabajo. No obstante, no se puede aplicar de forma ilimitada, sino que existen restricciones muy concretas y que se asemejan a los Planes de Pensiones.

También deberemos distinguir, cuando nos refiramos al caso de las Prestaciones, habrá que ver qué ocurre en el supuesto de que haya coincidencias o no entre el Tomador y el Beneficiario. Vamos a verlo a continuación: si se trata de la misma persona, es decir, que la misma persona que tomó la Póliza, es quien va a recibir la contraprestación en caso de que se produzca el supuesto incierto que motivó su contratación, los Seguros de Vida que pagan una cantidad al llegar a una edad concreta, habrá que diferenciar también si la prestación se cobra en forma de capital o, en su defecto, en forma de renta, dado que su Régimen Fiscal aplicable es distinto.

SEGURO DE VIDA.

En cuanto al Seguro de Vida al uso se refiere, también deberemos efectuar la distinción entre la coincidencia en la misma persona de las figuras del Tomador y del Beneficiario, teniendo en cuenta lo siguiente: quien pague una cantidad en caso de fallecimiento, cuando el Tomador del Seguro no sea coincidente con el del Beneficiario, la fiscalidad corresponderá llevarla a cabo a través del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Por el contrario, si resultara que fueran coincidentes, la tributación se llevaría a término estando sujeta la operación del Régimen tributario que establezca la normativa reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Una vez vistos los tipos de Seguros más habituales, en la próxima entrada profundizaremos respecto a la fiscalidad de las Prestaciones.

Añadir nuevo comentario