Los rediseños de las marcas no siempre salen bien

Algunas firmas tuvieron que dar marcha atrás en su nueva imagen

Los rediseños de las marcas no siempre salen bienLos rediseños de las marcas no siempre salen bien
  • linkedin
  • google+

Las marcas a menudo tienen la necesidad de reinventarse. Para ello cobra gran importancia el rediseño de su imagen, aunque esto no siempre salga bien.

Vamos a hablar de una serie de marcas, que los cambios no fueron precisamente positivos. Al final tuvieron que volver a su antiguo logo o soportar duras críticas por el cambio.

GAP: En el año 2010, la marca de ropa norteamericana tenía un gran logo mu y reconocible. El caso es que lo quiso cambiar radicalmente y no gustó el resultado, por lo que muchos clientes de la marca protestaron en las redes sociales para que volvieran al logo tradicional.

Se supone que querían llegar a otro tipo de público más joven. El caso es que al intentar buscar ese nuevo público, se olvidaron de sus clientes de toda la vida, por lo que se perdía la conexión con el diseño anterior. Lo que se puede tomar de lección es que las marcas no se pueden permitir olvidarse de sus clientes por atraer a unos nuevos. Se debe hacer una transición.

MasterCard: La marca tenía uno de los logos más potentes del mundo, pero quiso hacer unos pequeños cambios. No se sabía cuál era el propósito de su nuevo diseño, pero tuvo que volver al anterior logotipo. Más que simplificar el logo, lo que se hizo con un tercer círculo era al revés. En diseño, otra lección se puede aprender, menos es más.

Kraft: Otro caso semejante al anterior, pero incluso más importante. Esta empresa americana de alimentos tenía un logo conocido por todo el mundo y de reprente quisieron estilizarlo Un logo curiosamente más complejo que el primero y que usaba dos fuentes que no se complementaban demasiado bien entre ellas. La marca se dio cuenta de que no iban a ningún lado y solo le dieron unos pequeños ajustes para parecer más actual.

Pepsi: La famosa empresa de bebidas, o ha tenido complicado para cambiar su logo. En especial podemos aludir al último rediseño de la marca. Es difícil que en el momento de un cambio de imagen de una marca haya unanimidad, lógico que siempre haya alguna crítica.

Muchas personas siguen pensando que la imagen nueva de Pepsi es la de una persona gorda con un pantalón azul y camisa roja.

De todos los errores hay que sacar enseñanzas, además de las que os hemos dado, hay que tener en cuenta lo que piensan los clientes en cuanto a someter la imagen de la marca a un rediseño. Hay que escuchar las críticas, que siempre las habrá, tomando las más numerosas.

Gracias a herramientas como las redes sociales, la sensación que se puede llegar a tener sobre un cambio de imagen puede que reduzca el riesgo a la hora de proceder al dicho cambio.

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.