¿Qué son las marcas negras?

Los consumidores llevamos mucho tiempo conviviendo y escuchando hablar de las conocidas ‘marcas blancas’, pero pocos sabemos de la existencia de otras grandes protagonistas en la industria alimentaria, las marcas negras.

¿Qué son las marcas negras?¿Qué son las marcas negras?
  • linkedin
  • google+

Las ‘marcas negras’ constituyen una opción para aquellas empresas que quieren fabricar nuevos productos, pero que todavía no cuentan con una posición reconocida en el mercado; son por tanto porductos que una empresa comercializa con su nombre, dicho producto se vende y se distribuye, pero en realidad está fabricado por un tercero al que se ha ‘subcontratado’ la producción.

La definición que se da de estas ‘marcas’ dentro de la industria alimentaria es: “Marca negra: dícese del producto que un fabricante comercializa con su nombre o logo y se vende en toda la distribución, pero que está fabricado por un tercero que no se identifica en el producto”.

Para la mayoría de los fabricantes la idea de hablar de ‘marcas negras’ no es buena, prefieren que no se sepa que tienen su producción subcontratada y que ellos no son los responsables únicos de la creación de determinados productos, así como de su llegada hasta los mismo lineales del supermercado.

¿Por qué encargar la producción a otras empresas?

El motivo principal está relacionado con los costes de producción; al igual que sucede con la fabricación de las ‘marcas blancas’, el subcontratar la producción de las ‘ marcas negras’ está directamente relacionado con lograr el menor coste de producción, con lo que los productos pueden comercializarse lo más barato posible, arañando márgenes de beneficio.

Esta forma de proceder supone una alternativa rápida para conseguir renombre, los consumidores se guían por aquellas marcas que ya conocen y en las que confían, y en realidad, los consumidores no saben quién está detrás de la fabricación de ese producto que compran bajo una marca comercial ya reconocida.

Ni a las ‘marcas negras’ ni a las ‘marcas blancas’ les hemos de presuponer una peor calidad; cada marca es totalmente responsable de ofrecer a sus clientes un producto de calidad, por lo que ya se van a encargar de escoger terceras empresas para la producción que cumplan con sus estándares, y con ello poder seguir ofreciendo a sus clientes la misma calidad que han vendido durante años. Por tanto, no deberíamos generalizar y pensar que las terceras empresas, por el hecho de ser ‘ocultas’ van a ofrecer productos de peor calidad.

Algunos ejemplos

Algunas grandes empresas que funcionan con ‘marcas negras’ son Kellogg’s, Nestlé o Danone. En el caso de Kellogg’s, y según fuentes del sector, sus barritas All Bran son producidas por el grupo galletero Gullón, pero en realidad ninguna de las empresas confirma este dato, amparándose en que se trata de acuerdos comercialmente confidenciales.

Por su parte, Danone encarga la fabricación de sus productos a una de las filiales de la empresa belga Incopack, Eurodesserts. Aunque también se rigen por los mismo acuerdos de confidencialidad, se dice que algunas de sus marcas como Vitalinea o Danette deben su producción a esta filial.

Los consumidores

Para los consumidores es complicado saber quién está detrás de la fabricación de los productos que encuentra en el lineal del supermercado, sobre todo porque los fabricantes no tienen la obligación de detallar esta información en los envases de sus productos, más allá de especificar si está o no fabricado en la Unión Europea, no están obligados a más.

Las ‘marcas negras’ tienen presencia en más sectores, como el automovilístico o el juguetero, y en estos casos el consumidor tampoco tienen fácil saber de dónde vienen los componentes de los productos que está adquiriendo.

Pero como decíamos unas líneas más arriba, el hecho de que las marcas produzcan a través de terceros no tiene que significar que el producto final cuente con una calidad menos, de hecho las empresas que ponen la marca ya se van a preocupar en todo momento, o al menos deberían, de que los estándares de calidad que promueven y venden se cumplan. En todo caso, el consumidor debe tener claro que el responsable final ante cualquier problema surgido con el producto es aquel que pone la marca.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.