La trayectoria de Red Bull, un toro ganador

La historia de cómo aprovechar un producto milenario y construir una marca de éxito mundial

La trayectoria de Red Bull, un toro ganadorLa trayectoria de Red Bull, un toro ganador
  • linkedin
  • google+

Hablar de la historia de Red Bull es hacerlo de una marca de gran interés para los apasionados del marketing. Esta firma de bebidas energéticas austriaca, ha sido particularmente conocida por promover un estilo de vida donde los deportes extremos y la adrenalina que generan son un producto como tal. Desde el principio, al asociarse a este tipo de deportes, tuvo gran éxito entre el público joven, por lo que tiene una imagen moderna y juvenil, pese a que se lanzó hace ya 28 años.

Red Bull es todo un gigante que tiene un modelo de negocio realmente curioso y de gran mérito. Invierten cerca del 25% de sus ingresos en publicidad de la llamada de alto impacto, lo que le reporta muchas menciones en los medios de comunicación. Así que todo lo que hace Red Bull en publicidad termina por tener un efecto multiplicador.

Dietrich Mateschitz y Chaleo Yoovidhya, los creadores

En realidad, el Red Bull no es un invento, ya existía como tal en Tailandia y se llamaba Krating Daaeng (Toro rojo en español y Red Bull en inglés). A esta bebida en Asia se asociaba a un consumo por personas que trabajaban en labores que demandan un alto nivel físico y que permiten recuperarse del cansancio.

El famoso por aquellas tierras Krating Daeng, se sigue produciendo y tenía como nombre clave a Chaleo Yoovidhya, que era un empresario tailandés que estaba detrás de esta bebida y que conoció más tarde a Dietrich Mateschitz, un profesional de marketing que trabajaba para Blendax, una marca de pasta de dientas de origen alemán.

Después de un viaje de trabajo que Mateschitz hizo a Tailandia, Yoovidhya le dijo que probara el Krating Daeng para así aliviar su jet lag. El efecto que tuvo este producto le encantó y surtió efecto. La idea de montar un negocio vino al percatarse de que, en Japón, el hombre que pagaba más impuestos era el fabricante de una bebida parecida.

En 1984 se fundó Red Bull, donde los dos invirtieron medio millón de dólares cada uno. El acuerdo era que cada uno tendría el 49% y el resto, un 2% sería de Chalem hijo de Yoovidhya. Se hicieron pruebas para adaptar el sabor de la bebida y refinarla para un público con más poder adquisitivo.

Red Bull se lanzó en Austria en 1987, a pesar de tener unos rasgos más atractivos que el Krating Daeng, Red Bull siguió manteniendo el logo, pues para Mateschitz reflejaba la vitalidad y energía que da esta bebida energética.

Los primeros años fueron complicados, pero sirvieron para ir cimentando una empresa que desde el primer momento fue ambiciosa. Su relación con el mundo del deporte y con el mundo del lujo hizo que se codeara con primeras marcas, como ocurrió con la Fórmula 1, donde es dueña de dos escuderías: Red Bull Racing  y Toro Rosso.

La marca se apoyó en personalidades del deporte extremo en Europa y USA desde el año 93. Además de esta táctica, también se animó a organizar competiciones y eventos, además de incluso comprar equipos deportivos. Aquí podemos citar al Red Bull Salzburg o los New York Red Bulls. El éxito de estas maniobras se puede ver patente en una de las principales bebidas energéticas de la actualidad.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.