La historia de Schweppes

La historia de éxito de una firma legendaria

La historia de SchweppesLa historia de Schweppes
  • linkedin
  • google+

Antes de que Coca Cola existiese, había otra marca que vendía bebidas carbonatadas y que fue la que dio origen a las que es hoy en día una industria millonaria. Schweppes nace en Suiza, aunque su consolidación fue en Gran Bretaña. Tanto fue esto que con el pasar de los años, Schweppes fue un embajador más del Reino Unido y pasó a ser exportado a múltiples lugares del mundo, primero en las colonias del Imperio Británico y después a otros países, donde su fama llegó a conquistar otros mercados.

La historia de Schweppes comenzó en Ginebra cuando Jacob Schweppe, un alemán, creó en 1783 el proceso industrial para carbonatar agua mineral artificialmente. En un principio el éxito fue moderado, al ser vendido como producto medicinal y siendo recomendado como una especie de medicamento para el aparato digestivo.

Siete años después. Schweppe, acompañado por otros socios, establece la primera fábrica de su bebida. Aunque en el Reino Unido al principio no tuvo mucho éxito, dice que Erasmus Darwin, el padre de Charles Darwin, tuvo una importante influencia entre el público, impulsando las ventas al ser un consumidor fiel de esta bebida.

Por desgracia Schweppe falleció sin saber hasta dónde llegaría su producto. El Rey Guillermo IV de Inglaterra, otro fiel consumidor, le otorgó a esta bebida el sello de real en 1821. Esto llevó a la marca a un lugar privilegiado en el corazón de los ingleses. El futuro de la bebida pasó a otros empresarios quienes la llevaron todavía más lejos.

Una vez fallecido Jacob Schweppe, dos empresarios llamado John Kemp-Welch y William Evil compraron la empresa y le dieron un aire refrescante, creando la primera bebida gaseosa. Solo tuvieron que añadirle limón y azúcar a la soda que creo Schweppe, algo que fue todo un éxito.

Más allá del éxito que alcanzó la soda y la bebida de limón y sus grandes perspectivas, es paradójico que las ventas de la compañía tuvieran el impulso de recomendaciones médicas o temas relacionados con la mejora de la digestión.

En 1870 nació el agua tónica, su producto estrella

Nació como producto medicinal y dio origen al popular gin tonic, una bebida que terminó por ser uno de los preferidos en Inglaterra y en todo el mundo. Por la cantidad de enfermedades que tenían los colonos en la India, la raíz de la quinina era uno de los antídotos más eficaces. Debido a su sabor amargo y que no debía tomarse en altas dosis, los británicos comenzaron a mezclarla con soda Schweppes y limón para contrarrestar su sabor. Así nació el agua tónica, una bebida que no tardaron en comenzar a fabricar.

A partir de 1870, Schweppes, con la creación del agua tónica y la introducción de nuevos sabores de refrescos en el mercado como el de jengibre (Ginger ale), comenzó a experimentar un importante crecimiento, abriendo plantas en varias partes del mundo.

En 1969, se fusionó con la marca británica de dulces Cadbury, de donde salió Cadbury Schweppes, que hoy en día es propiedad de Dr Pepper Snapple Group de Texas y que se produce mediante licencia en la multitud de países donde se encuentra.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.