La historia de éxito de Swatch

La historia de éxito de Swatch

La marca suiza que salvó en gran medida la industria relojera helvética

La historia de éxito de SwatchLa historia de éxito de Swatch
  • linkedin
  • google+

Aunque hace años hubiera sido de locos que Suiza introdujera relojes a bajo coste, este fue uno de los paradigmas que rompió Swatch cuando la industria del país tuvo una crisis. Después de la segunda guerra mundial, Suiza era una dominadora en el mercado de los relojes, algo que de los años 70 en adelante fue pasando de un 50% a un 15%.

El número de empleados trabajando en dicha industria se redujo de un 50% a un 15%, pasando de 90.000 empleados a 25.000. Algunos de los principales factores estaban relacionados con las nuevas tendencias y gustos que tenían los clientes y en este aspecto, la realidad, es que los suizos, se mantuvieron excesivamente conservadores.

Las nuevas tecnologías que, principalmente, usaban los competidores asiáticos, junto con su gran capacidad de producción, hicieron que con una buena relación calidad precio, se adaptaran mejor a una nueva realidad en el mercado.

Hasta tal punto llegó la crisis relojera, que una de las marcas niponas, llegó a ofrecer 400 millones de francos por la empresa Omega, algo que finalmente no sucedió.

El grupo Swatch, su nacimiento

Lo que hoy conocemos como Swatch, nació en 1983, cuando dos de las principales marcas suizas: ASUAG y SSIH, se fusionaron. Nicolás Hayek, un empresario de origen libanés y suizo de adopción fue el encargado de desarrollar la nueva marca.

Nicolás creo relojes que redujeron a 51 el número de piezas usadas en vez de las más de 90 que se solían usar. Esto hizo que el costo fuera más económico. Los amigos de Nicolás no creían en su propuesta que incluía piezas plásticas y desechables.

Su idea era crear un segundo reloj, como forma de expresar la personalidad de cada individuo a la vez que reflejaba un conjunto de emociones positivas.

Lanzamiento de la primera colección

La primera colección se presentó en marzo de 1983 en Zurich, con una agresiva campaña y un precio accesible. Estos llamativos relojes alcanzaron gran popularidad, siendo más visitos como un objeto de moda. Una vez visto el gran éxito, la empresa comenzó a lanzar diseños cada temporada, aliándose incluso con artistas, posicionando a la marca como casi un objeto de culto.

Swatch actualmente es una de las marcas más populares en todo el mundo, caracterizándose por sus creaciones llenas de color y siempre a la última en cuanto a tendencia. Una empresa que además de su gran éxito ha establecido una reputación envidiable como marca innovadora a todos los niveles en cuanto a investigación y tecnología.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.