Efectos de la Ley de Propiedad Horizontal en los locales comerciales

El alquiler o compra de un local comercial para ejercer una actividad puede verse afectado por la regulación tanto de la Ley de Propiedad Horizontal como de los Estatutos de Comunidad donde se encuentre el local.

Efectos de la Ley de Propiedad Horizontal en los locales comercialesEfectos de la Ley de Propiedad Horizontal en los locales comerciales
  • linkedin
  • google+

Si deseas abrir un restaurante o un bar, por ejemplo, no solo tendrás que ver si el local cumple la normativa del Ayuntamiento para esa actividad, sino también si se cumple la Ley de Propiedad Horizontal.

Aspectos de la Ley de Propiedad Horizontal

Vamos a analizar a continuación los aspectos más destacados de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) que inciden en los locales comerciales:

Realización de obras

Es muy habitual que en un local se tengan que realizar obras para adaptarlo a la actividad que se quiera desarrollar. En este sentido, no solo debemos tener en cuenta el acuerdo alcanzado por las partes si se trata de un contrato de arrendamiento, sino también los permisos que sean necesarios y la regulación de la LPH.

El artículo 7.1 de la LPH establece que el propietario de cada piso o local podrá modificar elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de aquél si no menoscaba o altera la seguridad del edificio, su estructura, su configuración o estado exterior o perjudique los derechos de otros propietarios. Además, deberá informar de dichas obras previamente al representante de la comunidad.

Actividades prohibidas

Antes de alquilar o comprar un local es preciso cotejar si es posible desarrollar en dicho local la actividad que pretendemos. Para ello es preciso consultar con el Ayuntamiento y analizar los Estatutos de Comunidad.

El artículo 7.2 establece que el propietario de cada piso o local no podrá desarrollar en él actividades prohibidas por los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.

Obligaciones de los propietarios

El propietario de un local deberá cumplir las obligaciones establecidas en el artículo 9 de la LPH:

  • Respetar las instalaciones generales de la comunidad y los elementos comunes.
  • Mantener en buen estado de conservación el local.
  • Consentir en el local las reparaciones que exija el servicio del inmueble.
  • Permitir la entrada al local, en relación a los tres apartados anteriores.
  • Contribuir conforme a la cuota de participación a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble.
  • Contribuir conforme a la cuota de participación a la dotación del fondo de reserva para las obras de conservación y rehabilitación.
  • Observar la diligencia debida en el uso del inmueble y frente a los demás propietarios.
  • Comunicar al secretario de la comunidad el domicilio en España a efecto de notificaciones.
  • Comunicar al secretario de la comunidad el cambio de titularidad.

Por lo tanto, si vas a alquilar o comprar un local para ejercer una actividad comercial, es preciso que tengas en cuenta las obligaciones y normas anteriormente analizadas y que solicites al administrador de la comunidad o al Registro de la Propiedad copia de los Estatutos de Comunidad de la finca para cotejar si existen limitaciones que afecten a los locales.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.