¿Debemos pagar Impuestos por la venta de objetos de Segunda Mano?

Las nuevas tecnologías, hoy en día, y más con el mundo de las Apps, permiten comprar y vender prácticamente cualquier cosa a través de Internet.

¿Debemos pagar Impuestos por la venta de objetos de Segunda Mano?¿Debemos pagar Impuestos por la venta de objetos de Segunda Mano?
  • linkedin
  • google+

A raíz de la crisis, han proliferado las plataformas que permiten la venta de artículos que ya no les damos un uso excesivo por no cumplir la función para la que los compramos o de los que ya nos hemos cansado.

Años atrás, ello se hacía a través de las casas de empeños pero, como comentábamos, hoy en día no es necesario recurrir a ellas y, además, el funcionamiento es algo diferente.  

No obstante, muchas personas usuarias de este tipo de plataformas desconoce que la venta de dichos bienes implica una serie de obligaciones fiscales, esto es, que puede que tengamos que pagar impuestos aunque ello no sea nuestro medio de vida habitual. Debemos ser conscientes de que Hacienda nos puede reclamar parte de los beneficios obtenidos por nuestra venta cibernética.

De hecho, podemos decir que Hacienda desde hace algunos años vigila con mayor profundidad la actividad en las Redes (de ahí que el alquiler de pisos turísticos por Internet esté más controlado, por ejemplo) y en especial aplicaciones como Wallapop o portales como eBay, Amazon o Vibbo. La pretensión de la Agencia Tributaria es combatir el fraude y la evasión de impuestos.

¿Qué impuestos debemos pagar por vender en Internet?

Por poner un ejemplo, el funcionamiento es similar al de la venta de joyas, es decir, al comerciar con estos objetos, estaremos generando una ganancia o pérdida patrimonial, que se sumará a la Base del Ahorro. Como es lógico, Hacienda está pendiente de todo lo que hacemos con nuestros bienes, dado que querrá percibir los impuestos correspondientes por cada ingreso que recibamos. 

¿Cómo podemos saber si hay ganancia o pérdida?

Para calcularlo, deberemos restar al precio de venta el precio de compra. Si el resultado fuera positivo, estaríamos ante una ganancia patrimonial. De lo contrario, habremos perdido y podríamos imputar una pérdida patrimonial. No obstante, hay bienes que la Agencia Tributaria no considera que haya pérdida en el caso de venderlo por debajo de su valor, ya que esa pérdida se debe al paso del tiempo, como por ejemplo los coches.

En cualquier caso, lo que ocurre en el supuesto de la venta de cosas por Internet es que el precio de compra suele ser inferior al de venta.

Otra cuestión diferente son los regalos, ya que en principio se obtienen a coste 0, lo cual podría entenderse como una donación. No obstante, en estos casos también Hacienda suele tener en cuenta el importe que costó la compra (el valor de mercado del regalo). 

Si compramos y vendemos por Internet, debemos tener en cuenta cuáles son aquellos impuestos que deberíamos pagar si tuviéramos una ganancia ya que, como hemos dicho, Hacienda ha puesto especial énfasis en Internet y en las aplicaciones y portales de compraventa, en el marco de su Campaña de lucha contra el fraude fiscal. Ello concierne a Wallapop, Amazon, Ebay, Rakuten, Vibbo, etc.

Añadir nuevo comentario