Cuáles son los mejores países de Europa para emprender

España es uno de los mejores países para emprender, pero ¿qué otros países pueden ser una oportunidad?

Cuáles son los mejores países de Europa para emprenderCuáles son los mejores países de Europa para emprender
  • linkedin
  • google+

Cada año el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), un observatorio internacional sobre el emprendimiento, publica un informe. La última edición del informe es del año 2015 y muestra que la tasa emprendedora en España ha crecido un 5,7% respecto al año pasado, por lo que se ha superado la cifra record de firmas internacionales que han invertido en startups españolas.

Esto es sin duda una muy buena noticia, ya que a pesar de la crisis económica que ha atravesado España y de la cual todavía nos estamos recuperando, nuestro país se ha convertido en un país atractivo en el que emprender.

En Europa la población envejece por lo que se piensa que los negocios relacionados con este hecho pueden tener más éxito en el futuro. Además, se destacan como posibles negocios para el futuro con posibilidades en Europa, los relacionados con el mundo online y las aplicaciones para móviles, que nos hacen ahorrar tiempo y facilitan las gestiones.

Pero ¿cuáles son mejor países europeos desde el punto de vista emprendedor?

Suecia. Este país tiene un gran potencial en el campo del emprendimiento y de las startups. De Suecia provienen algunas de las startups más conocidas en la actualidad como Spotify, Skype y Soundcloud, que fueron lanzadas por emprendedores suecos. Suecia destaca por una educación empresarial excelente, la mejora en los sistemas de regulación, por lo que cuenta con un sistema sólido sobre el que fomentar el emprendimiento.

Irlanda. Es un país con una extensa normativa relativa a los diversos tipos de empresas, y es importante saber cuál es el tipo que se adapta a nuestra empresa y qué leyes rigen. Algunos expertos han señalado a Irlanda como un paraíso fiscal, de hecho, grandes multinacionales han sido acusadas de usar su filial en Irlanda para evitar impuestos que se tendrían que pagar en otros países. Por lo tanto, su principal atractivo son los bajos impuestos, lo que convierte a este país en un lugar atractivo para las empresas no europeas que quieren entrar en Europa.

Francia. Es un país que por su buena ubicación es de los que más turismo atrae, lo que le hace un lugar atractivo para emprender. Desde el año 2008 está en vigor el régimen de la Joven Empresa Innovadora que supone interesantes exenciones fiscales en el Impuesto de Sociedades, Impuesto Anual Fijo, Contribuciones a la Seguridad Social para investigadores, gestores de proyectos y abogados. Pero de deben cumplir una serie de requisitos: una facturación inferior a 50 millones de euros, tener un mínimo de inversión en investigación, conocer el idioma.

Finlandia. En este caso, como en el de Francia, es importante la ubicación porque así como España es considerada la puerta de entrada a Latinoamérica, Finlandia, la nación que vio nacer y caer a Nokia, es la puerta de entrada a Rusia y al Báltico, dos zonas que muchas empresas quieren conquistar.

No obstante, antes de embarcarnos en una aventura emprendedora en Europa y en cualquier parte del mundo debemos informarnos muy bien de las posibilidades existentes, del régimen fiscal y de todo lo que debamos tener en cuenta para que nuestra entrada en un nuevo país sea segura.

 

Fuentes: ticbeat.com; gemconsortium.org

Añadir nuevo comentario