Los beneficios que puede aportarte montar en bicicleta

Tanto si trabajas por cuenta ajena, como si eres emprendedor o autónomo, seguro que más de un día te sientes estresado, agobiado y con el cuerpo encogido. Existe una forma simple y efectiva de renovarte mientras sigues haciendo tu vida normal, montar en bicicleta.

Los beneficios que puede aportarte montar en bicicletaLos beneficios que puede aportarte montar en bicicleta
  • linkedin
  • google+

Seguro que si pruebas, repites. Ir al trabajo en bicicleta, moverte sobre dos ruedas para hacer tus recados, laborales o no, e incluso, dedicar unas horas de ocio a hacer rutas en bici aporta numerosos beneficios para la salud, tanto física como psíquica, y desde hace algún tiempo y en algunos países, también aporta ciertos beneficios al bolsillo.

Beneficios de montar en bicicleta

Gracias a variados estudios está clínicamente comprobado que montar en bicicleta es una de las actividades más completas y universales para prevenir dolores de espalda, proteger articulaciones y mejorar el sistema circulatorio e inmunológico, así como mantener tu salud psíquica en orden. Entre los beneficios de montar en bicicleta encontramos:

Excelente ejercicio cardiovascular, que fortalece el corazón de quien lo practica. Músculos y articulaciones tienen una participación máxima, tanto en número como en intensidad, durante el pedaleo. Por ello, pedaleando al menos media hora al día se entrenan al máximo los cuádriceps y se tonifican y endurecen los glúteos. El ejercicio resulta completo porque se ejercitan al mismo tiempo la parte superior y también la parte inferior del cuerpo. lo que nos permite mantener todo el organismo activo. Estos beneficios son mayores para quienes pedalean a diario, por ejemplo acudiendo al trabajo en bicicleta, frente a aquellos que lo practican únicamente en su tiempo libre.

Los usuarios de la bicicleta ahorran en visitas al médico. Todos aquellos que padecen de dolores de espalda, sobrepeso o enfermedades cardiovasculares, mejorarían mucho en estas patologías si se decidieran a montar en bicicleta a diario. Si además, pasa en el día sentado en una oficina, frente a un ordenador y sin poder moverte mucho, el hecho de ir y volver del trabajo en bicicleta puede serte de gran ayuda. Y es que, únicamente 10 minutos de pedaleo ya repercuten en la musculatura, el riego sanguíneo y las articulaciones, a partir de 30 minutos aparecen influencias positivas en las funciones del corazón, y a partir de 50 minutos se ve estimulado el metabolismo graso.

Se reduce el riesgo de infarto en un 50%, con el pedaleo diario el ritmo cardíaco aumenta y la presión arterial disminuye, y el corazón comienza a trabajar economizando. Este proceso reduce los niveles de ‘colesterol malo’ y aumenta los de ‘colesterol bueno’, además de ayudarnos a mantener los vasos sanguíneos flexibles y saludables, gracias al hecho de que ejercitamos las piernas cada día.

Al montar en bicicleta, y siempre que nos coloquemos en el sillín en la postura óptima, nuestra espalda estará bajo tensión y se verá obligada a estabilizar nuestro tronco. La inactividad y el sedentarismo, así como las malas posturas al estar sentados, acaban en fuertes dolores de espalda y en la pérdida de la capacidad de nuestra espalda para amortiguar los impactos. Al montar en bicicleta, se fortalece la zona lumbar y se previene la aparición de hernias discales, al mantener la columna protegida de vibraciones y golpes, y además se consigue el  estímulo de los músculos de las vértebras dorsales, al hacer que constantemente se compriman y extiendan con el pedaleo.

Al montar en bicicleta, las articulaciones no sufren tanto como en otras actividades físicas. Las rodillas en concreto funcionan protegidas durante el pedaleo, sin tener que soportar cargas elevadas, y al movilizarse con poca presión los nutrientes llegan a ellas con facilidad, difundiendo las sustancias beneficiosas en ellos de forma fácil.

Los enfermos de cáncer y SIDA reciben muchas veces recomendaciones de montar en bicicleta, y es que la actividad potencia la actividad del sistema inmunológico. Los fagocitos se movilizan de forma inmediata cuando pedaleamos, acabando con células malignas de nuestro organismo.

Por último, pedalear consigue que nuestro cerebro se oxigene más, permitiéndonos pensar con más facilidad, un motivo perfecto para decidirte a acudir al trabajo en tu bicicleta. Segregamos hormonas que nos hacen sentirnos mejor tras el pedaleo, por lo que está más que comprobado que aquellos que montan en bicicleta con regularidad sufren menos enfermedades psicológicas y depresiones.

Beneficios económicos

El gobierno francés decidió probar a incentivar el uso de la bicicleta entre sus ciudadanos, la oferta consistía en que acudiesen a sus trabajos pedaleando y ellos les darían a cambio 0,25€ por kilómetro recorrido sobre dos ruedas.

La iniciativa se llevó a cabo entre los empleados de dieciocho empresa voluntarias, y fue financiada por la Agencia Del Medio Ambiente y Control de la Energía francesa, y sí acabó resultando todo un éxito que funcionó mucho mejor de lo esperado, y que hizo que los empleados que se decidieran a usar sus bicicletas se ganarán una media de 40€ más al mes, además de animarse en muchos casos a seguir usando sus bicicletas en más momentos.

En España, la empresa Ingeteam propone algo similar a sus empleados, todos aquellos que se desplacen hasta su centro de trabajo en bicicleta cobrarán un euro más al día por ello. El experimento piloto que resultó exitoso en Francia, tras importarlo de Bélgica, dio rápidamente el salto a Chile, y ahora también llega a nuestro país.

Así que, si todos los beneficios físicos y psíquicos que puede aportarnos el montar en bicicleta, junto con el hecho de que vivimos en un país en el que es fácil moverse en bici, no son suficiente para que nos animemos, tal vez ver de cerca la opción de cobrar por ir al trabajo en bicicleta nos dé el empujón final.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.